Empresarios: una designación que agrega incertidumbre

Mercedes Marcó del Pont no es una desconocida en el ambiente industrial. No solo fue Jefa de Gabinete del vice de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, cuando era ministro de Producción de Duhalde. Fue asesora dilecta del MIN, una de las corrientes internas de la entidad. También, la frecuentaron en estos dos años que lleva al frente del Banco Nación. Saben que es partidaria de un tipo de cambio competitivo, de la creación de un banco de Desarrollo y de una autoridad monetaria menos independiente.
Pese a que fue muy activa como titular de la principal entidad financiera, Marcó del Pont casi no tiene relación con los banqueros. En declaraciones en las que suplicaron el anonimato, consideraron que quedará "prisionera" de la Casa Rosada. "Con ella, la Presidenta se pone a salvo de una mayor autonomía y mirada alerta que podría haber dispuesto Mario Blejer, el primer candidato para el cargo".

Militante del Desarrollismo de toda la vida, Marcó del Pont asesoró a la CTA y al actual diputado Claudio Lozano. Su presencia en el firmamento kirchnerista fue de la mano de Alberto Fernández y su continuidad, "gracias a su capacidad didáctica con la que conquistó a Cristina", remarcó un empresario. Otro se preguntó cuál será el rol del Central en un año en el que la inflación se proyecta superior al 20%". En un banco, de esos que comulgan con la Casa Rosada, igual marcaron distancia: "Su perfil agrega más incertidumbre". Así, recordaron que en una reunión Marcó del Pont citó a Arturo Frondizi cuando sostuvo que las reservas deben ponerse al servicio de la expansión económica. A ellos les sonó a herejía. Aunque destacaron: "Tiene personalidad y en el Nación no se dejó presionar".

Pese a su master en la estadounidense Yale, es desconocida en Wall Street. Un banco, interesado en el negocio del canje, disparó anoche en un mail: who is she?

Comentá la nota