Los empresarios de Constitución respaldaron los controles en Alem

Lo hicieron en un comunicado, donde cuestionan con dureza a los dueños de los bares por "no cumplir la ley". Los acusaron de no tener habilitación para bailar y de "no respetar las más mínimas medidas de seguridad".

La cámara que agrupa a los boliches de Constitución respaldó ayer los controles nocturnos que realiza la Municipalidad y cuestionó con dureza a los dueños de los bares de Alem por "no cumplir las leyes".

De esta manera, la Cámara Marplatense de Bailables y Afines (Cambya) salió al cruce de las críticas de los empresarios de Alem que habían asegurado que los operativos los "estaban asfixiando".

Desde Constitución sostuvieron que la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines (Carba) se queja de los controles municipales, pero omite que se hacen "para sancionar las infracciones cotidianas". Y remarcaron: "Se baila en locales no habilitados, que no cuentan con las medidas de seguridad imprescindibles, y eso causa un grave riesgo a la multitud de jóvenes que concurren a esos lugares".

Cambya aseguró que los problemas de la noche se resuelven con distintas medidas, pero "lo primordial es hacer cumplir la ley". Y advirtió: "No debemos esperar a que haya otra desgracia como la de Cromañón para ejercer los controles de seguridad".

Para los empresarios, la polémica entre los boliches y los bares no es para ver "a quién se controla más", sino para analizar quién actúa "fuera de la ley". Y le apuntaron a Carba: "Los bares reconocen públicamente que no respetan las reglas al tener cabinas de disc jockey y permitir el baile en locales que carecen de habilitación y de la más mínima medida de seguridad".

Con estos argumentos, los dueños de boliches respaldaron la medida que impulsa el gobernador Daniel Scioli para poner un tope horario. "Es una forma de ordenar la nocturnidad, para los jóvenes, sus familias, y los vecinos que padecen el descontrol durante toda la noche", aseguraron.

Además, los empresarios de Constitución resaltaron que cumplen con las normas municipales y destacaron que son los únicos que cuentan con habilitación para baile. Por eso insistieron en que los boliches se ven afectados "desde hace un largo tiempo" porque en los bares se baila sin habilitación. Y aclararon: "En verdad la cuestión no se reduce a un tema meramente económico, hay de por medio cuestiones mucho más serias, como son el tema seguridad de los establecimientos, y el impacto ambiental que se genera un barrios residenciales".

Por otra parte, desde Constitución resaltaron que ya se presentó en el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para que la ciudad "tenga una noche divertida, alegre, pero evitando los excesos y los riesgos innecesarios".

Las quejas de Alem

El presidente de la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines (Carba), Pablo Villar, aseguró en una entrevista publicada por LA CAPITAL el miércoles que los controles nocturnos por parte de la Municipalidad los estaban asfixiando. Y también se quejó porque los bares "son los únicos que se controlan en Mar del Plata".

El empresario había advertido que si los locales cierran a las 3 de la mañana iban a tener que dejar en la calle al personal. "Tenemos todos los días a los inspectores en la puerta de los locales y prácticamente no se puede trabajar", cuestionó. Y criticó a los boliches de Constitución: "Cualquier marplatense sabe que en los famosos viernes universitarios en Constitución hay menores y se vende alcohol en todas las barras y no se controla de la misma manera"

Comentá la nota