Empresarios van al Congreso a pedir represalias contra Chávez

Directivos de Techint, la UOM y nueve cámaras repudiarán la política estatizadora de Venezuela e insistirán para que el país bolivariano no ingrese al Mercosur
No deja de ser una reunión convocada por la oposición en plena campaña. Pero para debatir uno de los temas que más preocupan al establishment nacional: el proceso de estatización en Venezuela y sus consecuencias sobre las compañías argentinas, luego de que Hugo Chávez decidiera nacionalizar otras tres empresas del Grupo Techint.

En este contexto, nueve cámaras empresarias visitarán hoy el Congreso para reclamar represalias contra el mandatario bolivariano y analizar la revisión del ingreso de Venezuela al Mercosur. Lo harán en un encuentro convocado para las 15 por la comisión del Mercosur de Diputados, presidida por Julián Obiglio, del PRO.

Luego del golpe recibido por el grupo que lidera Paolo Rocca, la gran mayoría de las entidades salieron al cruce de esa decisión y reclamaron al Gobierno la defensa de las firmas argentinas en el exterior. Pero la UIA dio un paso más, al exigir la salida del país bolivariano del Mercosur. "Las decisiones sistemáticamente adoptadas por el gobierno venezolano ponen en riesgo el proceso de integración regional y representan un cambio sustancial respecto a las circunstancias bajo las cuales el Congreso Argentino aprobó el ingreso del país al bloque", había expresado la entidad.

Esta postura fue luego apoyada por el resto de las cámaras empresarias, aunque algunas fueron poco claras respecto del pedido explícito de la UIA. La oposición reaccionó rápidamente y Obiglio no sólo presentó un proyecto de ley junto a otros legisladores para suspender la inclusión de Venezuela al Mercosur, sino que convocó a una reunión informativa. "Convoqué a una reunión urgente y extraordinaria de la Comisión a fin de brindar el espacio institucional adecuado para que los representantes de las empresas expresen sus opiniones y puedan intercambiar ideas con los diputados", señaló Obiglio.

Participarán del encuentro el director de Relaciones Institucionales de Techint, Luis Betnaza, y directivos de la UIA, la Cámara de Comercio, la Bolsa de Buenos Aires, la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) y la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la Cámara de Exportadores (CERA), la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Cámara de Comercio Argentino-venezolana y Confederaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap). También estarán presentes miembros de la Unión de Obreros Metalúrgicos (UOM).

Algunas entidades adelantaron sus posiciones al respecto. La CERA, por ejemplo, manifestó que "existe un cambio sustancial de las circunstancias desde que se aprobara el protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur", por lo que es necesaria una "revaluación inmediata". En tanto, el titular de Carbap, Pedro Apaolaza, consideró que "es un disparate" que se incorpore ese país porque "primero hay que cumplir con las reglas del Mercosur y luego definir si ingresan nuevos socios o no".

Aunque existe un proyecto de ley que propone dar marcha atrás con el ingreso de Venezuela al Mercosur, en el encuentro de hoy no se debatirá esta iniciativa; primero, se escucharán las posiciones de cada cámara. La discusión girará en torno al respeto de la propiedad privada y a las preferencias manifestadas por Chávez hacia las empresas brasileñas. Además del caso Techint, también existe un fuerte malestar contra Chávez en el sector automotriz, cuyas ventas a ese país no se están concretando a raíz de su estricto sistema de cupos, argumentan algunas empresas.

Por otra parte, la UIA también promueve la convocatoria del Consejo Industrial del Mercosur, que agrupa a sectores industriales de la región, para analizar los hechos ocurridos en Venezuela. "El giro en su modelo económico resulta incompatible con el modelo de integración que proponen los países del bloque", afirmó el secretario de la entidad, José Ignacio de Mendiguren.

efecto broma

"Es un disparate que se incorpore Venezuela al Mercosur. Primero hay que cumplir con las reglas del bloque y luego definir si sumar más socios", dijo Pedro Apaolaza (Carbap).

Para José Ignacio de Mendiguren (UIA), "el giro en el modelo económico resulta incompatible con el modelo de integración que proponen los países del Mercosur".

La Cámara de Exportadores (CERA) que preside Enrique Mantilla entendió que hay "un cambio sustancial de las circunstancias desde que se aprobara la adhesión de Venezuela".

Para la Asociación de Empresarios Argentinos que preside Luis Pagani "toda economía cuya estrategia consista en la estatización de empresas privadas es incompatible con un proceso de integración".

Comentá la nota