Empresarios coincidieron en que la crisis política desatada en el Central perjudicaría a la economía

La FEM y la UCIM expresaron a diariouno.com.ar sus diferencias sobre qué debe hacer Martín Redrado, aunque la forma en que el Gobierno intenta resolver el conflicto les genera incertidumbre y sinsabores.
Cristina le pidió a Cobos que convoque a la Bicameral

Cobos dijo que no tiene una decisión tomada sobre Redrado

La oposición pidió derogar el decreto que remueve a Redrado

21 de enero de 2010

Alfredo Trípodi, titular de la Federación Empresaria de Mendoza (FEM).

José Francisco Poquet, presidente de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM).

Luego del escándalo institucional provocado por el Gobierno Nacional al firmar un decreto autorizando el uso de reservas para el pago de deuda externa y ordenando la remoción del presidente del Banco Central, Martín Redrado, en un per saltum a la carta orgánica de la entidad (que goza de autonomía de los avatares políticos, por lo menos hasta los últimos días), la opinión de los empresarios mendocinos es por lo menos pesimista.

Si bien tanto la Federación Económica de Mendoza (FEM) como la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), en diálogo con diariouno.com.ar, coincidieron en que la marcha de la economía es aceptable, e incluso se prevé un repunte para este año, pero vaticinaron un futuro de incertidumbres y sinsabores.

"El país está en una muy buena situación: tiene reservas holgadas, no hubo corridas (bancarias), el nivel de los depósitos se ha mantenido y ha aumentado levemente, el valor del dólar no se ha movido. Esto quiere decir que en el marco económico no hay preocupaciones. Sí las hay en el punto de vista institucional y político. De hecho hoy la Argentina tiene más problemas políticos que económicos", aseveró Alfredo Trípodi, titular de la FEM.

"Pero esto afecta a las decisiones de las inversiones tanto extranjeras como nacionales, porque lo que menos busca un inversor es que haya un desorden institucional que le haga peligrar la inversión", explicó, y agregó que desde su entidad "hay preocupación" por la marcha de la economía ya que "no queremos que se resienta pero como está la cosa va camino a eso".

Igualmente mustio y desalentado que Trípodi, pero con críticas más duras hacia la presidenta Cristina Kirchner y a los políticos en general, fue José Francisco Poquet, presidente de la UCIM, quien calificó a la mandataria de "quinceañera caprichosa".

"No se puede pagar deuda externa con las reservas del Central porque produciría inflación. Si hay excedente debe ser utilizado para emergencias reales no para caprichos. Lo que pasa es que la señora presidente se ha transformado en una quinceañera caprichosa y no se puede gobernar asi", cargó el dirigente, que además indicó que el 80 por ciento de los políticos "traicionan a la ciudadanía".

"Ella (Cristina) está haciendo todo lo posible para irse y echarle la culpa a los demás de que no la dejaron llevar a cabo su plan económico, que no existe. Está buscando excusas porque le encantaría irse este año. Pero debe terminar su mandato", dijo lapidario.

Más allá de la dureza en las expresiones de Poquet, finalmente éste opinó que "Redrado debe quedarse" y que "la deuda externa debe ser pagada con las exportaciones", sin necesidad de hechar mano al tesoro.

Comentá la nota