Los empresarios van a China sin la Presidenta

Los empresarios van a China sin la Presidenta
La comitiva finalmente incluirá a 81 ejecutivos. Hay programados unos 400 encuentros de negocios. Cristina Fernández se bajó del viaje para no dejar el país en manos de Julio Cobos. El canciller Taiana parte mañana.
El canciller Jorge Taiana partirá mañana rumbo a China con el complejo desafío de demostrar que, aunque la presidenta Cristina Fernández se bajó, la gira todavía servirá para cerrar negocios de importancia con la potencia comercial asiática.

"No hay que sobreactuar", afirmó ayer el embajador argentino en China, César Mayoral, frente a los cuestionamientos opositores que consideraron exagerada la decisión presidencial. La jefa de Estado había argumentado que no podía dejar 10 días el país en manos del vicepresidente, Julio Cobos, a quien el kirchnerismo señala como un conspirador.

La comitiva finalmente incluirá a 81 empresarios, aunque inicialmente era un centenar. Para demostrar que "todo sigue en pie", en la Cancillería informaron que se tuvo que incluir otra jornada de ronda de negocios en la agenda.

Así las cosas, las reuniones entre empresarios argentinos y chinos comenzarán el lunes y martes en Pekín y se extenderán el miércoles, jueves y viernes en Shangai. En total serán unas 400 reuniones entre los ejecutivos que acompañarán a Taiana y los orientales.

Una andanada de críticas opositoras había señalado que la salida de Fernández de Kirchner arruinaría negocios y generaría conflictos en la relación bilateral. Antes de que la presidenta se bajara, el Gobierno había anunciado que iba a contratar los servicios de compañías chinas para la construcción de una línea de tren que uniría Ezeiza con Capital y para el tendido de una red de subterráneos en una capital del interior.

El viaje también anhelaba conseguir inversiones, pactar negocios y firmar acuerdos comerciales, en rubros como las exportaciones agropecuarias, la limpieza del Riachuelo, la minería y la energía. Incluso se deslizó la posibilidad de que China National Petroleum Company, una de las dos petroleras estatales, comprara acciones de YPF.

El diputado por el peronismo disidente Francisco de Narváez aseguró ayer que es un "error garrafal" que la presidenta Cristina Fernández haya cancelado el viaje a China porque a su entender Julio Cobos "no haría nada que no le correspondería hacer". Macri también había cuestionado la decisión y se preguntó si Cristina no viajaría más mientras la Vicepresidencia la ocupara el mendocino.

Ayer llegó la respuesta oficialista. Mayoral, embajador en China, dijo que Fernández de Kirchner "no dejó plantado a Hu Jintao (presidente del gobierno chino) por Hu Jintao sino por razones de política interna".

Además pidió "no sobreactuar" y se quejó al considerar que "se ha sobredimensionado" la cancelación del viaje.

"Los países son soberanos y actúan según sus intereses. No es un tema de política exterior y el gobierno chino comprende la situación y no dice nada", explicó el embajador.

A diferencia de la mayoría de la oposición, Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, había considerado "prudente" que la Presidenta resolviera quedarse en la Argentina.

Comentá la nota