Los empresarios de los boliches bahienses no están de acuerdo con la nueva ley

Federico Isla Vieyra, dueño de dos locales bailables de la ciudad, dijo que la medida va a perjuicar mucho a las discotecas locales y aseguró que, con el cambio de horarios, los problemas se van a trasladara a las calles.
"La medida no va a ser la solución que se necesita porque la gente no va a dejar de juntarse a hacer previa y los que no puedan llegar a ingresar a los boliches, antes de las dos de la mañana, se van a quedar dando vueltas por la calle o yendo a bares en los que no se les prohíbe la entrada", afirmó el empresario bahiense.

Isla Vieyra, opinó que las discotecas son contenedores de la masa de gente que sale normalmente de noche y comentó que, con la nueva ley, ls problemas se van a trasladar.

"Que no se puede vender bebidas alcohólicas a partir de las 4.30, nos va a perjudicar mucho. La gente hoy por hoy está concurriendo a las cuatro de la mañana e imponerle que dos horas antes de lo que normalmente concurren sea el horario máximo para ir, no me parece bien. Se tendría que haber hecho de manera progresiva", finalizó el empresario.

Comentá la nota