Empresarios de la Balcarce disconformes con las restricciones del Gobierno

Las disposiciones del gobierno provincial para restringir la capacidad en los locales de concurrencia masiva ante la pandemia de la Gripe A (H1N1), más conocida como porcina, dejaron disconformes a los comerciantes de la zona conocida como "La Balcarce".
No obstante, las disposiciones "se van a acatar". Así lo señaló el referente de la Cámara de Empresarios del Paseo Balcarce, Tupac Puggioni, a Nuevo Diario, al detallar los perjuicios producidos.

"Recién la semana pasada empezamos a mejorar" las facturaciones, que bajaron ante el efecto de la crisis económica, dijo el empresario. Sostuvo que desde hace unos 3 o 4 meses se venía facturando un 50% menos de lo que se recaudaba en épocas anteriores. Indicó que los montos para la mano de obra sumado a mayores costos en la elaboración gastronómica --que en muchas ocasiones no pueden ser trasladados al precio que paga el consumidor-, han puesto en una situación difícil al sector. Ahora, con la restricción "se pierde rentabilidad y venta".

"Yo los datos que tengo es que son 25 casos los confirmados. Otra cosa sería que el Ministerio venga y nos explique cual es la situación real para aplicar una normativa de este tipo", manifestó al agregar que en ningún momento fueron convocados para hablar de estas disposiciones.

Anoche los empresarios del Paseo tenían prevista una reunión. Puggioni adelantó a este medio que se pediría que se saquen las mesas y se restringa el ingreso en los lugares cerrados.

"Hay mucha gente que se va a ir (de Salta), muy enojada", dijo al sostener que hay reservas realizadas que con esta disposición no se podrían llegar a cumplir. Esto, para Puggioni, podría complicar la posición lograda por Salta en el sector turístico. A ello sumó que se debe tener en cuenta que es el Municipio el que deberá controlar las disposiciones del Ejecutivo Provincial. "¿Tienen (las municipalidades), la infraestructura para hacer esos controles?", se preguntó. Más allá de sus opiniones, sostuvo que estas disposiciones deben acatarse, dado que es el Gobierno que votaron los salteños el que ordenó las acciones, y "no somos quienes para declararnos en rebeldía".

Por 15 días

El decreto dado a conocer el viernes por los medios, y notificado recién a los empresarios la noche de ese día, indica que por 15 días lo lugares de concentración masiva "deberán reducir en un 30% la admisión y permanencia de público en lugares cerrados, garantizando además que exista una distancia mínima de un metro y medio entre las mesas instaladas, tanto en espacios cerrados como abiertos". Los establecimientos bailables, de espectáculos públicos, casinos, y centros de compra por su parte, deberán restringir el acceso en un 50% de su capacidad.

Comentá la nota