Empresarios amenazan con restringir el servicio desde el lunes

Si en las próximas horas autoridades del municipio no les confirman a los empresarios del transporte público que el Concejo Deliberante efectivamente aprobará el incremento de la tarifa, desde el lunes restringirán la prestación.
Es decir, de lunes a viernes funcionarán entre las 6 y las 21, los sábados las unidades saldrán de las cabeceras cada 30 minutos, y los domingos y feriados, cada una hora.

"No se trata de una medida de fuerza sino de una adecuación del servicio a los recursos de las prestatarias", explicó a Frente a Cano el contador Adrián Saschgorodsky, del área financiera de Rastreador Fournier.

Asimismo, indicó que en caso que el Deliberativo aprobara la tarifa a $1,80, como propuso la municipalidad, deberán sentarse a dialogar con los funcionarios municipales, ya que "no es una cifra que colme las expectativas del empresariado" (Vale recordar que, según el estudio de costos de Plaza, el boleto debería estar en $2,26).

"Tendremos que ver qué calidad de servicio pretenden, porque con ese valor no podremos mantener las unidades nuevas que se exigen en el pliego", agregó.

Vale recordar que la semana pasada, las tres empresas que operan el servicio (Rastreador Fournier, Mayo y Plaza), presentaron una nota ante el municipio y el Concejo Deliberante en el que explicaron que no podían continuar prestando el servicio con la tarifa actual.

"A partir del día 15 de febrero nuestras representadas operan el nuevo sistema de transporte y, desde entonces, han visto deteriorarse de forma constante su capacidad económico financiera para hacer frente a los gastos inherentes a la puesta en marcha y al normal funcionamiento del mismo", indicaron en la nota.

Asimismo, informaron que esta situación está dada por varias circunstancias, como el retraso en la actualización tarifaria, el incumplimiento en la gestión municipal para el cobro de los subsidios correspondientes al mes de febrero, la constante modificación de las trazas y aumento del kilometraje por recorrer durante el primer mes de servicio.

Finalmente, anunciaron que, de no variar la situación, reducirían su flota un 30% para "salvaguardar las fuentes de trabajo" de sus empleados. "La no adopción de estas medidas implicaría una pérdida aún mayor que no estamos en condiciones de afrontar y comprometería seriamente la continuidad del servicio recientemente licitado", concluyeron el escrito.

Comentá la nota