Empresarios acusan a la CGT de plantear "amenazas" y de "alentar" la desocupación

"Lo único que van a lograr con el pedido de triple indemnización es que los empleadores, asustados, aceleren los despidos", advirtió el titular de la Cámara de Comercio; el economista Melconian aseguró en que no hay suspensiones masivas que justifiquen el reclamo; coincidieron en que la embestida es "política"
La preocupación de los empresarios por los renovados reclamos de la CGT no sólo se acentúa con el paso de las horas, sino que se combina con fuertes advertencias.

Esta mañana, el titular de la Cámara de Comercio, Carlos De la Vega, cuestionó con dureza a la dirigencia sindical por volver a la carga con pedidos como la doble y la triple indemnización que piensan impulsar a través de un proyecto de ley que llevarán al Congreso.

Efecto contrario. El empresario no sólo consideró que el reclamo es injustificado porque, afirmó, "no hay despidos masivos", sino que también acusó a los gremialistas de promover la desocupación con lo que llamó "amenazas".

"En lugar de estar discutiendo cómo enfrentamos las crisis, cómo bajamos las tasas de interés, cómo hacemos para alentar el consumo, cómo mejoramos la rentabilidad, cómo hacemos para exportar más, lo único que se le ocurre a la dirigencia sindical es proponer una triple indemnización", arrancó De la Vega en declaraciones a radio 10.

En este contexto, y sin dudar, el empresario aseguró que con la doble y "más aún" con la triple indemnización, "lo que van a lograr [los gremios] es que las empresas, asustadas ante este anuncio, aceleren los procesos de despido". Y remató: "En vez de alentar el trabajo, están desalentando la desocupación".

Además, señaló que a este panorama podrían sumarse lo que llamó "auto despidos". Así lo explicó: "Va a haber muchos empleados que se van a hacer despedir sólo para cobrar la indemnización".

Pasiones extremas. En la misma línea, aunque en tono algo más conciliador, De la Vega buscó ampliar el espectro de "responsabilidades". "En momentos de crisislos sindicalistas, los empresarios, los políticos, los medios de comunicación, todos, debemos actuar con prudencia para no tirar más nafta al fuego. No hay que alentar las pasiones ni proyectos extremos", planteó.

En este punto, negó tajantemente que en su sector haya una ola de despidos. "Puedo asegurar que en el sector del comercio y el servicio no hay despidos masivos", dictaminó.

Por otra parte, De la Vega no dudó de que la renovada embestida de Hugo Moyano contra el Gobierno tiene motivaciones más políticas que económicas. "Acá le están pasando una factura política a [Néstor] Kirchner", concluyó.

Reclamo político. Con este diagnóstico coincidió el economista Carlos Melconian. Evaluó que el reclamo de la CGT tiene "un altísimo contenido político" y, al igual que De la Vega, rechazó que esté afectado el nivel de empleo.

"No estoy viendo ninguna cuestión intensa de ese tipo. Mucho menos una oleada", afirmó el especialista en declaraciones a radio 10, ante una consulta por los despidos y suspensiones.

En esta línea, planteó que "no hay ninguna situación que justifique" que la CGT avance con la ley que impulsa el diputado Héctor Recalde y que, entre otras medidas anti despido, propone la doble y la triple indemnización. "Estamos ante una situación ultrapolítica o ultrapreventiva", consideró Melconian.

Por último, consideró que si se avanzara con la ley que quiere la CGT "será peor el remedio que la enfermedad". Y añadió: "Van a terminar adelantando todos los tiempos".

Comentá la nota