Empresarios aceptan el llamado de Moyano al diálogo, pero piden tranquilidad política

Empresarios aceptan el llamado de Moyano al diálogo, pero piden tranquilidad política
Creen que el Gobierno le derivó la tarea al camionero porque el Ejecutivo ya no tiene la fortaleza de hace algunos meses. Insisten en que hacen falta consensos
Los empresarios no dejarán de asistir a un eventual llamado del jefe de la CGT, Hugo Moyano, para reflotar el vapuleado Consejo Económico y Social. Todos coinciden en que sentar las bases de las políticas deseadas es el mejor camino para que la Argentina comience a avanzar en el proceso de desarrollo. De todas maneras, y aunque nadie se va a negar al diálogo, los empresarios también creen que debería mejorar el escenario político para poder comenzar a pensar en un Pacto Social.

Tal como adelantó este diario en la edición de anteayer, Moyano ya comenzó a contactar a algunos empresarios con los que tiene un vínculo más cercano para poder iniciar una primera ronda de reuniones a mediados de febrero. La lectura que realizan algunos directivos respecto de esta convocatoria es que es el propio Gobierno el que está intentando mejorar el clima político-social y que el líder cegetista es un mero mensajero. "Ocurrió siempre. Cuando los gobiernos están débiles, vuelven a recurrir al sector empresario", señaló uno de los principales dirigentes.

Con la invitación a cenar a la residencia de Olivos, la presidenta Cristina Fernández intentó, a fines de diciembre, renovar los aires de optimismo y así dar una señal positiva en materia de inversiones, pero el conflicto desatado con el Banco Central a partir de la constitución del Fondo del Bicentenario con reservas volvió a generar un fuerte malestar y preocupación entre los hombres de negocios.

El traspaso de esa convocatoria al diálogo social a manos de Moyano radica –según consideran algunos dirigentes– en que "hoy el Gobierno no tiene la fuerza para convocar al Consejo Económico y Social" como tenía meses atrás.

Aún con estas dudas, las entidades empresarias no rechazarían un llamado del titular de la CGT, según varias consultas realizadas. "Si invita la CGT, ¿cómo no vamos a ir?", se preguntó el titular de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, quien aclaró que deberían contar con una "propuesta y un objetivo claro".

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, consideró que "es importante retomar el diálogo social porque permite fijar pautas básicas para la producción, la distribución de la riqueza y hasta la propuesta de leyes para mejorar la actividad económica", pero volvió a poner sobre la mesa el dilema acerca de la participación o no del campo, sector con el cual el Gobierno no resolvió su conflicto. "El agro tiene que estar; si no, no sirve. Acá tienen que estar representados todos los sectores. Que sea Moyano el que lo convoque no es un tema que interese, cualquiera lo puede hacer. Lo que interesa es que se avance", remarcó el dirigente.

Respecto del escenario político actual, Wagner se preguntó si es el propicio para que este consejo se ponga en marcha, ya que "se requiere un aval, un gesto de tranquilidad política para hacerlo, porque si no, después las propuestas que se acuerden no se concretan".

Desde la UIA, Guillermo Moretti, uno de los vicepresidentes, aseguró que si convoca Moyano, la entidad va a estar presente. "Fuimos inventores de este tema, viajamos con algunos dirigentes gremiales a España para evaluar el funcionamiento del consejo de ese país. Estamos dispuestos a dialogar con Moyano, con el Gobierno, con el resto de las entidades", consideró el industrial.

En tanto, el líder del gremio de Comercio, Armando Cavalieri, coincidió con algunos empresarios en que "se necesitan condiciones políticas para llevarlo adelante". "Si no, vamos a ser atacados por la política y no sirve para nada", aclaró.

Comentá la nota