Un empresario demandará a la municipalidad porque lo "perjudicaron" comercialmente

El propietario de una cadena de panaderías le iniciará juicio al municipio porque, según contó, se vio perjudicado en su actividad.
Todo se inició en el mes de noviembre cuando Darío Prósperi, dueño de Le Baguette, pidió el REBA (certificado que habilita a los comercios a vender bebidas alcohólicas), y la municipalidad no se lo otorgó por una supuesta deuda de $80 mil.

"Me dijeron que si no tenía libre deuda no me entregaban el certificado", aclaró. Dijo luego que contrató un abogado y que un fallo judicial de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de Mar del Plata lo favoreció, debido a que "existe una ley provincial que habilita a entregar el certificado sin necesidad del libre deuda".

El problema es que Prósperi estuvo varios meses sin poder vender bebidas alcohólicas y su actividad, según señaló, cayó un 80%.

"Ahora le voy a iniciar juicio al municipio porque me vi perjudicado comercialmente", afirmó.

Además, se quejó porque pidió reuniones con distintos funcionarios municipales y "en todas las oportunidades fui rechazado".

Comentá la nota