El empresariado reclamó al Gobierno medidas ante la crisis

El empresariado reclamó al Gobierno medidas ante la crisis
La UIA y AEA se mostraron unidas; Méndez apoyó el documento que redactó la entidad de Pagani
CORDOBA.- Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), y Luis Pagani, su par de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), no quisieron dejar lugar a dudas: mostraron que no hay peleas entre las dos entidades. Por el contrario, conjugaron los mismos tiempos de verbos frente a la realidad del país y el Gobierno.

Ambos se mostraron juntos durante el II Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba y, para reforzar la imagen, ofrecieron una conferencia de prensa. Pagani hizo una lectura de lo que percibió en el encuentro. Reparó, por ejemplo, en que "en los distintos panelistas se advirtió un poco de pesimismo" respecto de los meses venideros, por lo cual interpretó que "sería bueno que el Gobierno tome nota de este malestar o preocupación del empresariado, sobre todo del interior".

El jefe de AEA agregó que los asistentes reflejaron que "se nota una parálisis, no tanto en la actividad (productiva)", porque es variable según los sectores, sean de bienes durables o de consumo masivo, sino que "lo que sí está parada es la inversión (porque los empresarios) no ven claro para dónde va el país".

"Si hay algo que el país está esperando son señales para poder empezar a invertir", opinó Pagani. Y algo más aún: "Que todos estos planteos que estamos haciendo algunos sean tomados en cuenta y se empiecen a resolver antes del cambio (de legisladores) de diciembre en el Congreso, porque en muchas cosas, como la cuestión del campo, medio que es una cuestión de ayer (sic), creo que se tienen que empezar a tomar medidas", sentenció.

Pagani no dio muchas vueltas y dijo que la reunión tenía el propósito de "despejar algunas posibles dudas que algunos medios traslucen" respecto de las relaciones entre la UIA y AEA. La especulación echada a correr se refería a presuntas desavenencias que provocó la difusión del documento de AEA, que agrupa a más de 50 dueños y principales ejecutivos de grandes empresas de diversos rubros. Hace una semana y media la declaración plasmó 12 puntos o materias de las que el país, sus sectores, dirigentes y el Gobierno deberían ocuparse con premura.

Méndez atribuyó esas informaciones a "las famosas bajas pasiones" de la prensa. "La fuente no es atendible", subrayó el presidente de la UIA, pese a que en privado algunos de sus dirigentes admitieron días atrás diferencias con el giro crítico de AEA.

"El documento de AEA tiene principios fundamentales que son casi indiscutibles, es como no creer en el Preámbulo de la Constitución, uno podrá discutir si dice más o dice menos, pero dentro de la casa [la UIA] no se discutió en ningún momento", puntualizó el jefe de la central industrial. Méndez rechazó que la UIA hubiera debido ser informada con anticipación del contenido del pronunciamiento. Señaló que AEA tiene "potestad" para obrar como lo hizo. El documento abogó por un marco institucional sólido y previsible, una baja de retenciones a la exportación del agro, el ataque a la inflación, la normalización de las estadísticas, el respeto de la propiedad privada y la libertad de prensa.

Aparte, los dos dirigentes subrayaron la diferente naturaleza de una y otra entidad. Mientras la UIA es una representación gremial empresaria de la industria, en la AEA participan empresas de un amplio espectro de actividades.

Eso no impide su "interrelación, estar intercomunicadas, para buscar cuáles son las cuestiones básicas indiscutibles que hace falta que se resuelvan en la Nación para tener crecimiento [y] para tener un proyecto [de país]", apuntó el presidente de la Unión. En los hechos, la vinculación se da porque directivos de las empresas que militan en AEA integran los cuerpos de conducción de la UIA. Méndez y Pagani no hicieron otra cosa que remarcarla.

Arcor, cuyo dueño es Pagani, tiene a un hombre suyo, Adrián Kaufmann Brea, como vicepresidente de la UIA. Paolo Rocca, vice de AEA y propietario de Techint, cuenta con un ejecutivo de su grupo, Luis Betnaza, en otra vicepresidencia de la Unión. Miguel Acevedo, director de Aceitera General Deheza, es vicepresidente de las dos entidades.

El presidente de la UIA anticipó que ésta se apresta a distribuir en las próximas horas un documento propio "sobre temas específicos de trabajo que hacen a que mejoras del sector industrial". El coloquio de la UIC contó con una numerosa concurrencia y un conjunto de prestigiosos economistas y pensadores.

Comentá la nota