Empresa volvió a reclamar nueva tarifa

La empresa Servicios Ambientales reconoció que se encuentra al borde de la quiebra y volvió a reclamar ante un grupo de concejales y funcionarios, la necesidad de lograr una recomposición de la tarifa acordada con el municipio por la recolección de residuos. Directivos de la firma brindaron ayer un desalentador panorama económico y quedaron abiertos para continuar un diálogo que permita llegar a un entendimiento con el Departamento Ejecutivo.
El primero que expuso fue el presidente de la empresa prestataria del servicio de recolección de residuos, Pablo Rached, quien señaló que "estamos al borde de la quiebra, adeudamos a los proveedores más de un millón de pesos y buscamos una urgente adecuación de los precios que cobramos por calle, que en la actualidad llega a los 6,23 pesos".

Luego recordó que con el ex secretario de Obras y Servicios Públicos, Roberto Taurián, se había convenido un nuevo cuadro de precios, a través de propuestas acercadas a la mesa de negociación por parte de la comuna y la empresa, "pero todo quedó en el camino cuando Taurián se fue de la Municipalidad", explicó.

No rotundo

Rached aseguró que durante el transcurso de una audiencia mantenida días atrás con el intendente Daniel Molina y los secretarios de Gobierno y Hacienda "recibimos un no rotundo del municipio para discutir una mejora en lo que se paga por la tarea de recolección de residuos en Necochea y Quequén".

El representante de la empresa también expuso algunos ejemplos de lo que abonan otros municipios de la región por la prestación del servicio y marcó las diferencias esas ciudades y Necochea.

Más tarde fue el turno del contador de Servicios Ambientales, Armando Antonelli, quien pidió a los ediles y a los titulares de Gobierno y Hacienda, Mario Diez y Camilo Maciel, que se contemple la posibilidad de readecuar la tarifa porque la situación financiera de la firma es muy complicada y hay 80 familias que dependen de la actividad que se desarrolla diariamente.

Héctor Romagnoli, como representante del Sindicato de Choferes de Camiones, avaló los dichos de Rached y Antonelli en cuanto a los aumentos de salarios que recibieron los trabajadores y que fueron afrontados por parte de la empresa.

Deudas a proveedores

Por otro lado, Antonelli informó a los concejales sobre la inversión de 400.000 pesos volcados en la elaboración de la cava y de la toma de un seguro de caución en febrero pasado, considerándose que dichos gastos no tuvieron ningún sentido porque la comuna dejó de abonar el relleno sanitario.

Los empresarios recalcaron que además del pasivo de $ 1.200.000 con un grupo de proveedores locales, se acumuló una deuda de alrededor de 800.000 pesos con organismos fiscales por incumplimientos de tributos.

La compleja situación económica informada por los directivos de la firma encargada de la recolección de residuos, fue escuchada por los ediles de cada bloque político y los funcionarios del Ejecutivo, quienes fueron invitados a participar del encuentro.

Por el cuerpo deliberativo asistieron Alfredo Maldonado, Cecilia Risso, Fernando Tripiana, Sebastián Ebi, Ana Asa, José María Ferrer, Gerardo Guridi, Claudia Dufau, María de los Ángeles Haberle, Andrea Perestiuk y Gonzalo Diez.

Comentá la nota