La empresa Sachs no se va

La empresa Sachs no se va
La multinacional Sachs, fabricante de amortiguadores, descartó que se esté analizando el traslado de la planta que funciona en San Francisco a otro país, según indicaban fuertes rumores. Alejandro Roasso, director de este establecimiento fabril, negó con contundencia las versiones que habían causado preocupación ante la posible pérdida de más de 460 puestos de trabajo y mano de obra indirecta.
El empresario descartó que, alentada por la crisis, la empresa alemana estuviera planeando el cierre del establecimiento ubicado en avenida de la Universidad y Cervantes. “Es un disparate, una irresponsabilidad total”, se encargó de señalar para referirse a las versiones en cuestión. Por otra parte, aclaró que pese a la caída de las ventas no se proyectan despidos masivos hasta el mes de abril.

“Es un disparate pensar que nos movemos del país, estaremos acá por mucho tiempo –dijo Roasso- y tampoco están previstos despidos masivos en los próximos meses. Somos optimistas y creemos que no será necesario realizar ajustes importantes en el rubro personal”.

Roasso insistió que “la empresa está absolutamente consolidada” aunque reconoció que entre noviembre y enero últimos se ha producido una caída de ventas que implicará la adopción de medidas de restricción, pese a lo cual llevó tranquilidad al aclarar que por el momento se evitará afectar la situación de los trabajadores.

Respecto al tema del posible traslado a Brasil remarcó que este tipo de especulaciones constituyen “una irresponsabilidad total, una idiotez, jamás ha sido analizado. Esta planta (radicada en San Francisco) está muy bien considerada en Alemania y además, hoy estamos insertos en una crisis global que implica que no tenés adónde ir a refugiarte. No vale la pena ni mencionar esto (sobre el cierre de la empresa), seguramente proviene de algún comentario mal intencionado o errado, sin fundamento”.

El directivo de Sachs señaló que “este año estamos enfocados a mejorar nuestros procesos y sistemas para tener mejores clientes, mejor calidad y asegurar aún más el futuro. Jamás ha pasado por la cabeza de nadie trasladar la fábrica”, insistió.

Comentá la nota