Empresa rusa Lukoil va por 30% de Repsol

La petrolera rusa Lukoil, la segunda del mundo entre las privadas por sus reservas de petróleo y gas (después de Exxonmobil), estaría negociando la compra de 20,01% de la española Repsol que hoy posee Sacyr Vallehermoso.

La rusa también haría una oferta por otro 9,9% de la petrolera hispana, lo que la dejaría a un paso muy corto de quedar obligada a una oferta pública (OPA) sobre 100% de la empresa que hoy es la principal accionista de YPF en la Argentina.

El vicepresidente ruso, Alexei Zhukov, dijo la semana pasada en España después de un encuentro con autoridades de ese país, que Gazprom estaba interesada en adquirir 20,01% de las acciones de Repsol que la constructora Sacyr puso a la venta en setiembre pasado.

Rechazo

Esa declaración causó un unánime rechazo en España, incluyendo al ministro de Economía, Pedro Solbes; al titular del Partido Popular, Mariano Rajoy; y al propio presidente de Repsol, Antoni Brufau, quien advirtió públicamente a Sacyr que, para vender su parte, el comprador debería cumplir tres premisas: ser privado, independiente y español. También la comisión regulatoria de la Unión Europea cuestionó la eventual compra porque Gazprom es mayoritariamente estatal y es la principal proveedora de gas en Europa. La Unión también esperaría que el comprador proviniera de los países miembro.

Lukoil no es una empresa pública. Un porcentaje importante de sus acciones (se estima que más de 50%) pertenece a la holandesa ING, mientras 20% fue vendido en una operación que la prensa rusa calificó de poco transparente, a la estadounidense ConocoPhillips. Otro 20% del capital pertenecería al presidente de Lukoil, y una parte pequeña se cotiza en Bolsa.

Ayer, la primera información sobre la negociación de la rusa para comprar 29,91% de Repsol surgió en «Radio Nacional» de España y después fue tomada por las ediciones on line de todos los diarios. «ABC» indicó que portavoces de la petrolera hispano-argentina aseguraron no tener noticias, mientras fuentes del mercado consideraron la operación «verosímil».

Según la misma fuente, Lukoil y Sacyr ya habrían mantenido contactos. Incluso la constructora habría sondeado al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Para «ABC», el costo de la operación podría superar los 9.000 millones de euros. Esto consideraría el condicionamiento de Sacyr de recuperar unos 6.000 millones de euros de los 6.525 invertidos en 2006 para comprar 20,01% de Repsol. Sin embargo, Sacyr compró a 26,85 euros por acción, mientras la cotización de cierre de ayer de la petrolera es de 13,95 euros. Sobre esta diferencia de precio, un detalle importante es que «Reuters», a diferencia de los medios on line de España, informó que, según «Radio Nacional» de España, Lukoil compraría 20,01% que actualmente está en manos de Sacyr y el restante 10%, a accionistas minoritarios.

Si esta versión es la correcta, Lukoil quedaría inmediatamente con 30%, en condiciones de lanzar una OPA por 100% de Repsol. Esto justificaría el precio mayor al del mercado, porque la parte de Sacyr es insuficiente para controlar a Repsol.

Consultado por «Reuters», un portavoz de la petrolera española dijo: «Nosotros no estamos negociando con Lukoil». Una vocera de Sacyr se limitó a recordar que la firma sigue evaluando la venta de su participación en la petrolera, y reconoció que hubo « diversos contactos con posibles interesados» pero sin llegar a acuerdos.

«Reuters» indicó que no fue posible conseguir una respuesta de una portavoz de La Caixa, el otro accionista de referencia de Repsol YPF, con 12% del capital. Los otros tenedores individualizados son Pemex con 4,9% y Axa con 4,2%.

Comentá la nota