La empresa promete terminar en junio la reparación de la 158

Los jefes comunales de la región se reunieron ayer con el intendente interino Yuni para reclamar por la reactivación de la obra. La constructora Dicasa dijo que la semana que viene reanudan los trabajos.
Tras el reclamo de reactivación de la repavimentación de la ruta 158, que une Río Cuarto con Villa María, la empresa Dicasa prometió ayer terminar la obra en junio de este año.

La firma en cuestión tuvo una comunicación telefónica con los intendentes de la región quienes se reunieron con Eduardo Yuni, intendente interino, para apurar la conclusión de los trabajos.

En esa charla, Dicasa se comprometió a reactivar la obra la semana que viene y tenerla lista para mediados de este año.

Del encuentro con Yuni, que se hizo en la Municipalidad de Río Cuarto, participaron los jefes comunales Alberto Escudero (Las Higueras) y Carolina Eusebio (General Cabrera) y la presidenta del Concejo Deliberante de Carnerillo, Silvia Garófolo, en reemplazo del intendente Lucio Rodríguez. Elma Scattolini, de General Deheza, mandó una nota disculpándose por no poder estar presente.

Los intendentes se reunieron para reclamar por la paralización de la obra de repavimentación, los seis kilómetros de desvío en mal estado entre Río Cuarto y Chucul y la construcción de un puente.

“Lo que hemos acordado fue pedirle a la empresa constructora un cronograma de cómo seguirá la obra de acá en más para evitar trastornos sobre todo a los vecinos de las localidades que se levantan a la vera de la ruta”, dijo ayer el intendente Escudero en diálogo con PUNTAL.

Y añadió: “Con Yuni, seremos nexo entre Vialidad, la empresa y los intendentes, a los fines de lograr el avance de la obra”.

Escudero también comentó que durante el encuentro en el despacho del intendente riocuartense hubo un contacto telefónico con el encargado de la obra, el ingeniero Federico Müller.

“Nos prometió que la semana que viene la empresa reactivará lo que falta de la repavimentación como así también el puente. También nos dijo que en junio del presente año los trabajos estarán finalizados”, indicó Escudero.

Y acotó: “La cuestión vinculada con la falta de fondos para la obra parece estar subsanada”.

Por su parte, la intendenta Eusebio dijo que “el encuentro tuvo por propósito pedir la reactivación de la obra, puesto que hace meses que está parada y eso lógicamente origina trastornos”.

Y añadió: “Tenemos seis kilómetros de desvío en mal estado, falta completar la repavimentación prometida y construir un puente”.

A raíz de la paralización de la obra vial, habituales viajeros han optado por desviar su viaje por el Camino Tegua, aunque ello implique alargar las distancias, pero evitar así los peligros que presenta el trazado.

Como se informó, la empresa concesionaria de la obra de repavimentación realizó trabajos para restaurar el paso precario sobre el arroyo Chucul, el que la semana anterior fue arrasado por la creciente.

Los perjuicios

En tanto, aparte del peligro que implica tener que circular por un trazado en estado precario, se suman los numerosos perjuicios para la actividad comercial, la atención de la salud y para los turistas que recorren esta zona y que, desconociendo el mal estado de la ruta, sufren roturas en sus vehículos.

La 158 es una ruta clave para las interacciones comerciales que surgen del Mercosur. El gobierno nacional prometió convertirla en autovía desde Río Cuarto hasta San Francisco, como la 36 que conduce a Córdoba, también prometida.

Tras la reunión, los intendentes se comprometieron a trabajar para apurar la concreción de la obra vial que falta concluir en el tramo que une a esta ciudad con Chucul.

Comentá la nota