La empresa Loimar denuncia que se impide la libertad de trabajo

Ratificó que mantendrá el despido de 13 trabajadores, a los que “ indemnizará de acuerdo a la ley vigente”. Además la parte empresarial insiste en que “no cederá a las presiones y gestos de amedrentamiento que ejercen personajes que no pertenecen ni a la fábrica ni a la ciudad de Tandil”.
Luego de la finalización de la conciliación obligatoria entre las partes finalizada días pasados, la empresa Loimar ha tenido un gesto, una actitud positiva para poner fin a la crisis sindical en la que se ve envuelta, según lo indica un comunicado de la firma.

“Pero, a pesar de haber dado marcha atrás y haber concedido la reincorporación de 37 de los 50 trabajadores despedidos, la empresa Loimar sigue siendo presa de un conflicto sindical, convirtiéndola en un botín de pujas entre sindicatos”, añade el parte de prensa.

La firma “se mantiene firme en la decisión de prescindir de los 13 trabajadores que fueron desvinculados, a quienes indemnizará de acuerdo a la ley vigente e insiste en que no cederá a las presiones y gestos de amedrentamiento que ejercen personajes que no pertenecen ni a la fábrica ni a la ciudad de Tandil, detrás de intereses que nada tienen que ver con los de los trabajadores de Loimar”.

“La presencia de seguridad, en la figura de personal policial perteneciente a la Comisaría Segunda e Infantería, se debe a las amenazas recibidas por trabajadores y personal de la firma Loimar que desea continuar con la producción y conservar las fuentes de trabajo en estas épocas de crisis que se avecinan”, indica más adelante.

La intención “es garantizar la libertad de trabajo de quienes eligen hacerlo y resguardar a los empleados que ingresan a la planta. En el día de hoy, entre contratados, mensualizados y jornalizados, la producción se puso en marcha con cerca de 50 trabajadores que lo hicieron entrando con protección”.

Se destaca más adelante “además, muchos de los trabajadores que quedaron del lado de afuera, dejaron en claro que no iban a entrar bajo esa presión porque temían por ellos y sus familias. Prueba de ello, son las denuncias radicadas en el día de hoy por parte de un trabajador y un contratado que fueron amenazados por pretender ejercer su derecho de elegir trabajar”.

“Una vez más, Loimar, empresa que hace 37 años crece y se afirma en el mercado, con el esfuerzo de directivos y trabajadores, con compromisos ineludibles hacia sus proveedores, clientes y hacia la comunidad toda; llama a la reflexión a los trabajadores que bajo presión y mentiras, mantienen a parte de su personal sin posibilidad de ejercer la libertad del trabajo”, argumenta.

Por último se informa que “Loimar, a lo largo de su historia, nunca había atravesado por un conflicto de semejante índole. Irremediablemente, de no volver a la producción, al trabajo, a la armonía, la situación devendrá en una crisis sin precedentes, una crisis económica producto de la tozudez e intereses personales, lo que repercutirá en el bienestar de las 170 familias que hacen y hacemos Loimar año a año, capeando cada una de las crisis que ha tenido que afrontar porque esencialmente, han sido los vaivenes económicos las que la produjeron y no una puja sindical, como no nos cansaremos de repetir, hoy envuelve a la firma Loimar”.

Comentá la nota