"La empresa de Garabí es el primer paso para instalar las pasteras en Corrientes"

Así lo aseguró el ambientalista Eduardo Basso del Pont en DEL PLATA CORRIENTES, agregando que "las represas que quieren fabricar provocan con sus roturas 13 millones de bacterias, cuando en la organización mundial de la salud se acepta 300 mil". Además sostuvo que "Breard y Mestre son dos ignorantes y corruptos que se quieren llenar los bolsillos a costa de la gente".
"En el rio Uruguay, se está conformando una letrina llena de bacteria gracias a los aportes que estas empresas están destruyendo a la naturaleza. Las represas provocan 13 millones de bacterias cuando la organización mundial de la salud acepta 300 mil. Tendrían que ser mago para esto no contamine el rio", afirmó.

"Hablan de las ventajas de las pastera y no tienen en cuenta los ácidos con las que cuentan que produce dioxinas cancerígenas. Con toda la contaminación del río no hay huevo de pescado que no reviente, es una bomba biológica", indicó.

También agregó que "espero que todos estos ignorantes corruptos que se quieran llenarse los bolsillos tengan un poco de dignidad. Discutí con Breard y Mestre, pero ellos no saben nada más que el afán de enriquecerse a costa de la gente. He presentado un estudio que indica los 60 impactos ambientales que produce una planta de celulosa pero se negaron a discutir".

"Sé lo que es el desarrollo sustentable pero no es a costa de la salud. Que hagan las arroceras que quieran pero quien quiere que haga una perforación en su campo y no que tenga que pagar toda la sociedad", sostuvo.

En cuanto a la represa, dijo que "esta todo diagramado para que todo los ingenieros pagos. Son todos catedráticos que no saben nada más que engañar a la gente. En Corrientes tienen hermosos sofistas para engañar a la gente.

"Tenemos que producir algo sustentable. Por ejemplo el ingeniero que sacaba de las cáscaras de naranja nutrientes que eran vendidos al exterior. O que el arroz se lo haga como antes, no con el agua de todos, o en ese caso, que se aseguren de no contaminar el agua al devolverla al río", expresó.

También en el caso del barbecho, que es a la tierra que no se siembra durante uno o varios ciclos vegetativos, con el propósito de recuperar y almacenar materia orgánica y humedad. "Con esto, ellos están envenenando no solo a la planta, sino también a la tierra", dijo el ambientalista.

"Se pueden hacer las cosas y bien, en el caso de la madera buscar una mejor rentabilidad. Se puede volver a producir carne y granos, llamando a gente que sabe. Esta viniendo grupos ecológicos a verme en Goya. No les puede ser tan fácil la cosa. Estoy listo para aportar para hacer las cosas bien", remarcó.

En cuanto a los profesionales que trabajaron en Uruguay en la pastera, "el 70 porciento no sabía que es una dioxina". En cuanto a los fenoles que derivan de los pinos "se me discutió la existencia de eso por parte del reservorio de Virasoro, pero luego desistieron porque sabía que iban a perder. Nadie sabe con exactitud el problema venidero y es una pena", concluyó.

Comentá la nota