La empresa detrás del “reconocimiento facial” de Rodríguez Larreta es la misma que CFK denunció por espionaje

La empresa detrás del “reconocimiento facial” de Rodríguez Larreta es la misma que CFK denunció por espionaje

Diagonales accedió al pliego de la contratación directa de DANAIDE SA, que implementa el sistema de “reconocimiento facial” y vigilancia en la Ciudad de Buenos Aires. Es la misma que denunció CFK por haberle instalado cámaras frente a su domicilio el año pasado y su dueño fue socio de Mario Montoto, “hermano de la vida” del fiscal Stornelli

Para implementar el nuevo sistema de "reconocimiento facial", que ya funciona en 300 cámaras de seguridad instaladas en las principales calles de la Ciudad de Buenos Aires y hasta en los subtes, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, contrató a la misma empresa que había denunciado la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner de haberle realizado espionaje en su departamento de Recoleta en noviembre pasado.

Se trata de DANAIDE SA, beneficiada con una contratación directa para proveer el flamante software para la red de vigilancia por un total de 1.511.300 dólares.La nueva tecnología fue inaugurada hace dos semanas por el propio Rodríguez Larreta, acompañado por su vicejefe Diego Santilli (quien firma la contratación directa) y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Según el propio gobierno porteño, a las pocas horas de andar, la nueva tecnología permitió reconocer y apresar a siete prófugos de la Justicia.  

“Ayer por la mañana dos personas sin identificación alguna intentaron colocar 3 cámaras y un domo en la esquina de mi casa, aquí en Buenos Aires. Personal de la Policía Federal que integra la custodia advirtió esta situación y les consultó qué tipo de tareas estaban realizando. Les dijeron que eran empleados de la empresa Donaide S.A (SIC) e iban a colocar estas cámaras por disposición del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, no contaban con ninguna documentación que acreditara tales circunstancias”, había denunciado CFK vía redes sociales el 18 de noviembre pasado, en un texto en el cual advertía además que la denuncia penal había caído nada menos que en el juzgado de Claudio Bonadío.

En aquél momento pocos repararon en los vínculos del principal accionista y director de DANAIDE, Hernán Pablo Carzalo, con el ex montonero devenido en empresario proveedor de sistemas de seguridad Mario Montoto. Ambos fueron socios en la firma Tecnoview SA, que ofrecía servicios de “provisión de tecnología aplicada a la seguridad” al igual que DANAIDE.

Montoto es el titular de la Cámara de Comercio Argentina Isreaelí y quedó expuesto en el D´Alessio Gate cuando el juez de Dolores Alejo Ramos Padilla hizo escuchar audios de Whatsapp enviados por el fiscal Carlos Stornelli al falso abogado a los diputados de la Comisión de Libertad de Expresión, a mediados de marzo. “Es mi hermano”, le dijo el fiscal a D´Alessio en referencia a Montoto, a quien también se lo vio a los abrazos con Bonadío en un evento de las fundaciones Taeda y Finint, según publicó el diario Perfil.

En otro audio de Whatsapp que consta como prueba en la causa por espionaje ilegal, D´Alessio dice en diálogo con Pedro Etchebest, el empresario extorsionado, que trabajaba en el Ministerio de Seguridad con un sueldo de 200 mil pesos y que fue Montoto el que le consiguió ese supuesto trabajo. Bullrich, que ompartió organización con Montoto en los 70s, se cruzó varias veces públicamente con el ahora empresario armamentístico y no son pocos los que señalan que detrás de las distintas importaciones de tecnología de guerra de aquél país está el lobby de un ex compañero de militancia.

Otro de los cuestionamientos al sistema de reconocimiento facial tiene que ver con el uso de los datos del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), que tiene los datos biométricos de toda la población, no sólo de los prófugos que persigue la ministra. La Ley N° 1845 de datos Personales prohíbe taxativamente la transferencia de esos datos al extranjero u organizaciones supranacionales, por lo que la contratación de DANAIDE, con vínculos dudosos con Montoto e Israel, encendieron las alarmas en la oposición porteña. “Desde el Fino Palacios a hoy el Macrismo nos ha demostrado que si en algo son eficientes es en el espionaje ilegal y la persecución arbitraria. ¿Quién controlará el uso de esos datos?”, se preguntó la legisladora porteña de UC, Paula Penacca. 

Coment� la nota