La empresa de capitales chinos, además de metanol, podría fabricar otros derivados del gas

El secretario de Hidrocarburos, Eduardo D’Andrea, anunció que existen posibilidades de que la empresa Tierra del Fuego Energía y Química SA también se aboque a la producción de otros derivados del gas como la urea, además de metanol, con lo cual “tendríamos que empezar a hablar en la Provincia de un pequeño polo petroquímico”.
“No se hasta qué porcentaje está definido lo que van a elaborar junto con el metanol, y si serán varios los productos”, dijo el funcionario, pero manifestó sus expectativas de que “ojalá a la planta se le puedan agregar cinco módulos y que salgan cinco productos distintos ambientalmente aprobados”.

D’Andrea consideró que a raíz de la crisis económica imperante a nivel mundial “la rentabilidad de la empresa tal vez baje un poco y por eso estén buscando readecuarse para poder obtener un recupero de su inversión en el corto plazo”, pero valoró que la iniciativa permitirá que “Tierra del Fuego tenga una industria basada en sus recursos naturales, y no que nuestros recursos den mano de obra, trabajo e industrias en otros puntos del país”.

“Si se logra concretar este proyecto ya no sería solo una planta de metanol, sino que tendríamos que empezar a hablar en la Provincia de un pequeño polo petroquímico” enfatizó el Secretario.

En cuanto a la construcción de la planta, que estará ubicada en la zona conocida como estancia “Las Violetas”, D’Andrea estimó que las obras darían inicio “a fines de febrero o principios de marzo”.

Respecto de cuando percibirá la Provincia el primer adelanto financiero acordado en el convenio, el funcionario señaló que aún restan “habilitar una serie de herramientas legales para que el depósito se pueda efectivizar”, situación por la que “estoy trabajando junto al Secretario Legal y Técnico, Eduardo Olivero, y con el vicegobernador a cargo de la Gobernación, Manuel Raimbault, para agilizar la parte administrativa” afirmó.

El Secretario también se pronunció satisfecho con la creación de una comisión de control del proyecto, a la que consideró “lógica”.

“La empresa no tiene que sentir que ya logró el acuerdo y que ahora va a poder hacer la planta; sino que tendrá que sentarse junto con la Secretaría de Hidrocarburos, que es la autoridad de aplicación, armar un cronograma de actividades e ir llevándolo adelante bajo la supervisión de la Secretaría. Esto no es nada extraño ni sobresaliente, es así como debe funcionar en todos los ordenes” recalcó D’Andrea.

Sobre las múltiples objeciones y criticas que recibió el Gobierno por impulsar el proyecto de instalación de la planta de metanol, el funcionario aseguró que “no nos atemoriza todo lo que se dijo en la calle, ni los escritos que se hayan podido hacer”, ya que el objetivo primordial de la actual gestión “es que dejemos de ser una provincia postergada y que alguna vez, Tierra del Fuego tenga una destilería que haga su propio combustible”, concluyó.

Comentá la nota