Un emprendimiento turístico en el ex ingenio azucarero de Victoria

Lo que iba a ser en principio una fábrica de biodiesel, será finalmente un proyecto turístico. Sorpresa.
El nuevo proyecto turístico que la empresa Ketzal pretende instalar en el ex ingenio azucarero, en reemplazo de la fábrica de biodiesel, “fue una novedad” y generó mucha sorpresa entre los victorienses, quienes estarían de acuerdo con la inversión ya que “la ciudadanía no está pidiendo caprichosamente que cambien de rubro, sino que el reclamo es que funcionarios y empresas privadas con intenciones de invertir cumplan con las reglamentaciones y ordenanzas vigentes por todos conocidas”, indicó la ex presidenta del Colegio de Arquitectos de la ciudad, María Elena Coniglio, una de las impulsoras de la lucha de los vecinos para evitar la radicación de la planta fabril en esos terrenos. Coniglio señaló que para los vecinos “fue una novedad” el cambio del proyecto de Ketzal y dijo haberse enterado “por los medios sobre la reunión de los empresarios con el gobernador”. “Nos sorprendimos porque en Victoria nadie había anunciado nada y ni siquiera había caras visibles de la empresa”, sentenció.

Incluso consideró “probable” que “ni el municipio ni los concejales hayan estado al tanto de estas últimas decisiones”.

Consideró que “ahora el tema deberá tratarse nuevamente en Diputados y Senadores, porque el contrato de venta fue producto de una ley que establecía que la venta se producía para destinar el predio a la fabricación de aceite y posterior biodiesel”. “Aparentemente el senador Carlos Garbelino (PJ-Victoria) y el gobernador Sergio Urribarri se manifestaron conscientes de que no corresponde instalar en ese lugar un emprendimiento de tales características y están de acuerdo en modificar la ley para que esta empresa instale su emprendimiento turístico”, aseveró. En tanto, la vecina se manifestó “de acuerdo” con el nuevo proyecto, aunque cuestionó los argumentos que utilizaron los representantes de la empresa al presentarlo, ya que “la ciudadanía no está pidiendo caprichosamente que cambien de rubro, sino que el reclamo es que funcionarios y empresas privadas con intenciones de invertir cumplan con las reglamentaciones y ordenanzas vigentes por todos conocidas: no hay ningún inocente acá”.

Además, cuestionó: “ahora reconocen que se está en el corazón de un corredor turístico por lo cual lo que corresponde es instalar un emprendimiento de ese tipo, además se anuncia que se pondrán en valor los edificios existentes, mientras hace dos años que estamos detrás de esto”.

Comentá la nota