Emprendimiento agropecuario redujo personal por la crisis

La medida se tomó por el descenso de la producción olivícola debido a factores climáticos y a los altos costos de producción en el interior.

Uno de los diferimientos más importantes de la zona sur del departamento Tinogasta despidió parte de su personal por la disminución en la producción de vid y olivo. El descenso en la actividad fue a raíz de las inclemencias climáticas y por las consecuencias de la crisis internacional que afectó al sector olivícola.

Las desvinculaciones laborales se produjeron en la finca Catsafe, un diferimiento de olivos y vid que desde hace 10 años desarrollaba su proyecto en Copacabana. Según se informó, la empresa no pudo sortear el desequilibrio financiero y despidió casi a la mitad de su personal para continuar con el emprendimiento. Oficialmente no se precisaron números, aunque desde la Oficina de Producción, que depende de la Municipalidad, se comunicó que al menos 20 personas quedaron sin trabajo, lo que generó la alerta social puesto que el distrito prácticamente tenía desocupación cero.

El ex administrador del diferimiento, Javier Mastrizzo, quien estuvo en la dirección del emprendimiento, comentó que hubo varios factores que influyeron de manera negativa. Mencionó seis temporadas de granizo y el alto costo económico que significa el mantenimiento de varios pozos que funcionan con combustible para generar la energía que se necesita para el sistema de riego. Explicó que el costo del combustible se triplica en comparación al de la energía eléctrica y agregó que se realizaron varias gestiones para contar con mayor tensión que permita alimentar los motores eléctricos del sistema de bombeo pero nunca hubo respuesta.

"Si tomamos las condiciones productivas de estos últimos años no fueron las mejores, desde ningún punto de vista. No se habla de una crisis de empresa sino de momentos malos de la producción". A pesar de todo, Mastrizzo confió en que la empresa Catsafe continuará su emprendimiento. "Catsafe continuará produciendo, en medio de un contexto de crisis internacional que obliga a ajustar el cinturón", aseguró. Admitió que actualmente la empresa trabaja "con altos y bajos" Y dijo que "en época de mucha demanda se puede requerir personal, eso no se descarta".

Crisis del olivo

Por otra parte, Mastrizzo también mencionó el impacto que la crisis internacional tuvo en el olivo. La conjunción de factores climáticos, el incremento de los costos internos y la brusca caída de los precios internacionales del producto conspiraron contra la producción de este año. A ello se sumó la falta de políticas oficiales para incentivar al sector.

Comentá la nota