El empleo eventual cayó 20% en enero-mayo pero tiende a repuntar.

Así lo indican los responsables de las principales consultoras de recursos humanos que operan en el distrito. Sostienen que los rubros menos golpeados son el alimenticio y el farmacéutico.
El parate que experimentan como consecuencia de la crisis la mayoría de los sectores de la economía trajo también retracción en la demanda de empleo en el distrito, al menos en lo que respecta a las agencias de personal eventual a las que recurren muchas empresas para reclutar trabajadores.

Concretamente, de acuerdo a lo que sostienen los principales consultores de recursos humanos del distrito, entre enero y mayo de este año las contrataciones que se canalizan mediante las agencias cayeron un 20% promedio.

Los responsables de las consultoras relevadas por El Diario coinciden en que la caída se dio de manera progresiva a partir de noviembre del 2008. Desde ese momento, la baja fue sostenida hasta llegar en abril a un amesetamiento que parece comenzar a evidenciar desde mayo una tenue curva ascendente.

"Se dio una caída muy importante en enero en todos los rubros, pero en nuestra sucursal de Pilar la baja se sintió menos que en otras sucursales de la empresa. Pero la retracción se dio de manera pareja tanto en la industria, como en el comercio las promociones o los servicios", sostuvo Paola de la oficina local de la consultora Sesa Select que posee 38 sucursales distribuidas en toda la Argentina.

Por su parte, Fernando Lorenzato, director de las oficinas de la consultora Adecco ubicadas en el centro de Pilar y en el Parque Industrial, consideró que no sólo se restringió la demanda de nuevo personal sino que también muchas empresas se vieron obligadas a achicar sus plantas y sus planteles de trabajadores.

"Hubo muchas suspensiones y empresas de los sectores más golpeados por la crisis que prácticamente desaparecieron. Por lo que nosotros notamos aquí en Pilar es que los sectores que permanecieron más a salvo de la caída fueron el alimenticio y el farmacéutico. En el resto de las actividades hubo caídas considerables", sostuvo Lorenzato.

En la sucursal local de Manpower, en tanto, también coincidieron en que se verificó en lo que va del año una baja progresiva en las contrataciones que tuvo sus picos máximos en enero y febrero.

Otro de los parámetros que dan cuenta de la depresión en el mercado laboral es el Canal de Empleo que administran la Cámara Empresaria del Parque Industrial de Pilar (CEPIP) y el consorcio de propietarios del complejo fabril. Esa base de datos casi no registró pedidos en los últimos meses, cuando en otro contexto la demanda mensual no bajaba de los 25 trabajadores.

A nivel nacional, el panorama es mucho más preocupante. Entre diciembre último y marzo, 162.872 trabajadores que estaban registrados fueron despedidos. Eso se desprende de datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), analizados por el Departamento Jurídico de la CTA.

La información surge de los boletines mensuales de Seguridad Social publicados por la AFIP en su sitio web. Allí puede cotejarse cuántos trabajadores realizan contribuciones en cada período y cuántos dejan de hacerlo o por demoras en los pagos de aportes o porque dejan de figurar como empleados en las declaraciones juradas de los empleadores. De esos datos se desprende también que el empleo registrado cayó 2,4% en el primer trimestre del año respecto del período anterior.

Caída nacional

Si a los casi 163 mil empleos en blanco destruidos se suman los 80 mil subsidios otorgados por el Ministerio de Trabajo (Repros) a trabajadores de empresas en procedimiento de crisis –que no efectúan aportes– y los empleados en negro que perdieron su trabajo, unas 300 mil personas tuvieron problemas laborales en el primer trimestre. El estudio estimó que 59.285 trabajadores informales fueron despedidos.

Según el Indec, la tasa de desempleo se mantuvo en 8,4% en el primer trimestre, sin cambios en su comparación interanual. El intervenido organismo admitió una suba en la desocupación desde diciembre, pero la atribuyó a factores estacionales.

Sin embargo, datos de la seguridad social muestran que la cantidad de puestos registrados aumentó en los primeros trimestres de los últimos tres años. Entre diciembre de 2007 y marzo de 2008 se crearon 43.990 empleos; un año antes, 163.141 empleos y a comienzos de 2006, 81.658 empleos.

Esto se debe a que los puestos normalmente destruidos entre enero y febrero suelen recuperarse en marzo. Pero este año, según los datos oficiales, "en el mes de marzo no sólo no existió una recuperación, sino que, por primera vez desde el año 2002, se verificó una caída absoluta con relación a febrero", consignó la CTA.

Comentá la nota