Empleo: comerciantes dudan de Nación

Dirigentes empresariales admitieron que una compensación impositiva para el empresariado del NEA, por parte de la Nación, es aún una tarea "muy difícil". De todas formas seguirán con el reclamo regional. Son optimistas en cuanto a que las acciones para preservar el empleo "llegarán a buen puerto", dijeron en la FEC.
EL DATO

El Indec informó hace unos días que el desempleo se mantuvo estable pese a la crisis. En marzo la desocupación continuó en el 8,4%, consignaron. Sin embargo el informe generó polémica. Un día antes había asegurado además que la economía argentina sigue creciendo a pesar de las turbulencias internacionales.

A una semana de que finalice mayo, el comercio manifiesta una mayor preocupación por los registros preliminares del nivel mensual de ventas: se anticipa otra fuerte retracción, aún mayor que en el último bimestre, tal como lo señalaron hace poco desde las entidades que agrupan al empresariado del sector. Pero en este contexto de crisis resaltan que "confiamos en que llegarán a buen puerto" las acciones conjuntas para contener el empleo, dijeron, aunque dudan en cuanto a un aporte nacional compensatorio, como una rebaja impositiva. "Está muy difícil", indicaron, pero sostienen que eso no impide que continúen insistiendo con la demanda "que ya es del empresariado regional", afirmaron.

Respecto del aumento salarial de 300 pesos no remunerativos que fue otorgado a los empleados a través de un acuerdo nacional, y que rige desde abril, en la Federación Económica de Corrientes (FEC) entienden que el caso se hace "muy complicado", aunque tienen mayor optimismo en cuanto al plan para preservar puestos laborales en esta situación crítica.

Una ayuda nacional disponiendo políticas diferenciadas para el NEA, una de las zonas más pobres del país que siente con mayor fuerza el impacto de la crisis, es un tema que ocupa a los dirigentes empresariales de la región.

"Lograr una compensación impositiva para aliviar la situación de las empresas está muy difícil. Se realizaron varias gestiones y hasta ahora no tenemos una respuesta contundente", admitió ayer a El Litoral José Ojeda, vicepresidente de la FEC. Considera que "debe tomarse una resolución rápida, pero igual seguiremos gestionando", destacó.

"En estas circunstancias, el esfuerzo es de las empresas. Atravesamos un mes muy complicado en cuanto a ventas y esperamos superarlo", afirmó.

Por el momento, "de lo que se habla es de política y campañas, pero no se definen asistencias de la Nación para el comercio regional. Realmente estamos preocupados por este escenario. Queremos mantener las empresas, el personal, pero se hace muy complicado con las condiciones actuales y falta de respuestas", reconoció el dirigente empresarial.

La preocupación es compartida en provincias vecinas como Misiones. Allí, la Cámara de Comercio e Industria de Posadas habló, entre otros asuntos, del efecto del aumento salarial en medio de las constantes bajas en las ventas. Las autoridades de esa entidad dijeron que la suba traerá algunos inconvenientes pero no el cierre de comercios. También los misioneros comparten el reclamo regional a la Nación que se espera repotenciar en los próximos días.

Comentá la nota