Empleados de la Terminal continuarán con sus trabajos en la nueva estación

El flamante concesionario de la Ferroautomotora aseguró trabajo para todos los empleados de la actual Terminal * Cada uno será recomendado a los nuevos concesionarios * Pero no así los comerciantes * Algunos tendrán lugar, otros no.

Los casi 150 trabajadores de la actual Terminal de Ómnibus tendrán continuidad laboral en la Ferroautomotora que se inaugurará a fin de año, de acuerdo a la voluntad expresada por el concesionario de la nueva estación.

La medida, que también incluye a algunos de los empresarios que explotan locales, fue dada a conocer ayer tras una reunión mantenida en la Municipalidad entre Néstor Otero, titular de "Terminal Mar del Plata SA", el secretario de Gobierno Ariel Ciano y los afectados.

"Fue una reunión muy positiva -dijo Ciano-, aunque la solución no fue total, ya que quedó claro que los rubros de gastronomía en general y polirrubro fueron concesionados y los actuales comerciantes no tendrán un acceso directo a la nueva terminal".

Ciano hizo así referencia a la explicación de Otero que asumió el compromiso de mantener el trabajo de todos los empleados y asalariados, pero no de la totalidad de los actuales concesionarios.

A propósito, Eugenio Casas, titular de la asociación que nuclea a quienes explotan hoy los locales en la Terminal, manifestó su preocupación al respecto. "En este primer acercamiento que nosotros hemos tenido con el concesionario de la terminal nueva, nuestra apreciación como comerciantes y concesionarios es que no hemos tenido una respuesta directa y fehaciente de lo que son nuestras fuentes de trabajo".

Tres partes

En la reunión de ayer, la primera que intenta salvar la inquietud de los trabajadores de la Terminal de micros ante la relocalización a fin de año, tuvo momentos de acuerdo y otros no tanto. Es que participaron las tres partes que reclaman y que están bien diferenciadas.

En un lado se encontraban los trabajadores formales, es decir, aquellos empleados de locales que son explotados por comerciantes y que temen perder sus trabajos.

También estuvieron representados los operadores de carga y descarga, los valijeros que trabajan a propina sin relación de dependencia, y a los que se los identificó en estas charlas como "trabajadores informales".

Finalmente estuvieron los concesionarios o empresarios, quienes se mostraron más disconformes, aunque no cerraron las puertas a futuros acercamientos. "Se hizo una intención de diálogo con los informales, carga y descarga, y con los trabajadores, aunque no quedó nada firme. Pero con los concesionarios parece todo más difícil y trabado porque ya está concesionada la gastronomía que pagará 2.000.000 de dólares y 120 mil pesos mensuales", expresó Casas.

Otero explicó a cada una de las partes cuáles son sus obligaciones y hasta se mostró dispuesto a estar por encima de ellas. Adelante de todos tomó el compromiso de no dejar sin trabajo a ningún empleado y que dará lugar también a algunos concesionarios. Sin embargo, advirtió que el resto de los comerciantes deberán aceptar las generales de la ley, lo cual significa pagar un alquiler, atenerse a un canon y respetar los rubros.

Anoche surgió la alternativa más fuerte para no perderse las fuentes de trabajo. Ciano ofreció incluir a los concesionarios que no podrán sumarse al nuevo proyecto de la Ferroautomotora en el futuro centro cultural y comercial del edificio de Sarmiento y Alberti.

"Esto se ajusta para 14 de los actuales 22 concesionarios, que son los que entran en cortocircuito por el rubro de gastronomía. Pero el futuro de la actual terminal bien puede ser el sitio para que ellos puedan explotar sus comercios", adelantó Ciano.

Antes de concluir la reunión, tanto Otero como las tres partes involucradas acordaron reencontrarse dentro de tres semanas, para seguir avanzando en detalles y formalidades del traspaso.

Estará operando en diciembre

En el mes de noviembre la nueva terminal de ómnibus y trenes estará operando. Durante diciembre se ajustarán los detalles comerciales de los distintos locales y el primer día del año 2010 se espera que esté funcionando a pleno. Así surge del cronograma de tareas que se maneja en el predio y de los informes que le llegan a Néstor Otero.

Por otro lado, pudo saberse que ya están diagramándose los cambios necesarios en los recorridos de colectivos urbanos para derivar el flujo hacia la nueva terminal.

Comentá la nota