Empleados públicos quieren tener opción de elegir otra obra social.

Empleados públicos quieren tener opción de elegir otra obra social.
En una asamblea de trabajadores realizada ayer por el gremio de ATSA, muchos empleados públicos plantearon el deseo de tener la libre opción para contratar una obra social. Están disconformes con el servicio que brinda actualmente el IPAUSS. La interrupción de algunos servicios motivó aún más el malestar de la gente.
RIO GRANDE.- El sindicato de la Sanidad realizó, ayer, una asamblea para analizar la situación del IPAUSS y los constantes cortes del servicio que brinda el hospital público, por falta de pago.

En medio de esa reunión, muchos empleados plantearon su deseo de desafiliarse a la obra social de ese Instituto y tener la posibilidad de una libre opción.

«Yo estoy cansada de aportar a una obra social que no responde las necesidades que tengo. Ni siquiera en el hospital me puedo atender»; dijo una de las empleadas quien ilustró su caso planteando que no se le brinda cobertura en la compra de un medicamento que «debo tomar de por vida».

Los representantes de ATSA, Alejandro Pérez y Pedro Godoy, plantearon que por ley los empleados públicos están obligados a tener la cobertura del IPAUSS y no otra. De querer tener un régimen de opción, se debe modificar esa legislación provincial, pero dudaron mucho que algo así pueda prosperar en la cámara.

Los gremialistas buscarán mantener un contacto con los directores del organismo asistencial, con el objeto que se garanticen las prestaciones a los afiliados y que no vuelva a ocurrir lo de esta semana, que el hospital público dejó de atenerlos por los constantes atrasos en el pago del contrato que se firmó en octubre.

Sin obra social es mejor

La paradoja que se da en la actualidad, a raíz de la nueva política implementada por el gobierno del ARI, de gratituidad de los hospitales públicos, es que aquella persona que no tiene ninguna obra social tiene garantizado el servicio, mientras que quienes pagan por tener una cobertura se ven privados de ello cuando el nosocomio decide cortar prestaciones por falta de pago.

Desde el año pasado, las personas carenciadas que acrediten no tener obra social, no deben abonar por consultas o prestaciones; porque el Gobierno las cubre usando los recursos que se recaudan en el Fondo de Solvencia Social.

Comentá la nota