Empleados municipales protestaron por aumentos salariales en San Martín.

Los trabajadores piden un sueldo mínimo de 1.000 pesos. Desde la comuna aseguraron que si no hay auxilio de la Provincia, no podrá darse el incremento.
Los trabajadores municipales de San Martín reclamaron hoy, con corte de calles y quema de cubiertas, un aumento de sueldos que lleve a la categoría inicial a un básico de $1.000. El reclamo se inició en Palmira y se propagó a todo el departamento.

Mañana habrá una marcha de 8 kilómetros hasta el palacio municipal y una reunión paritaria entre el Ejecutivo y el gremio, que para muchos de los empleados "no es representativo".

Desde el lunes los 150 trabajadores municipales de la delegación de Palmira realizaron asambleas pidiendo que la categoría inicial pase de $676 a $1.000 de básico. "No queremos un aumento por porcentaje, porque así siguen beneficiando más las clases más altas", dijo hoy Alberto Sosa, delegado gremial. Curiosamente el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) pretende negociar con el Ejecutivo en paritarias un incremento del 40% para todas las categorías.

Para el municipio un aumento como el que pretenden los empleados significaría achatar la pirámide de la escala salarial y esto generaría malestar dentro de la planta de personal. Pero tampoco pueden aceptar el pedido del gremio porque "significaría aumentar en $300.000 el gasto mensual en sueldos y no podemos afrontarlo sin auxilio de la provincia", dijo Walter Carini, secretario de Hacienda de la Comuna.

Hoy en Palmira los empelados sostenían que la administración del intendente Jorge Giménez podría realizar este aumento "si redistribuye el gasto y achica, por ejemplo, los servicios que se le pagan a la empresa Santa Elena por recolección de residuos, limpieza de acequias y poda del arbolado público que, en realidad, sigue siendo efectuado con personal municipal", dijo el delegado gremial.

La Municipalidad de San Martín tiene 1.250 empleados y gasta en sueldos cerca del 65% del presupuesto anual, que ronda los 60 millones de pesos. Hay unos 330 empleados en la categoría más baja que cobran menos de $700 mensuales. "A esto hay que sumarle $140 en tikets, lo que acerca bastante la cifra a los $1000 que están exigiendo", aclaró el titular de Hacienda.

El gobierno provincial ya había anunciado que no reforzará el envío de dinero a los municipios para que estos afronten incrementos salariales y que esas sumas deberán salir de los fondos propios de cada comuna.

Sin embargo en San Martín el secretario de Gobierno, Oscar González, ya anunció que si no hay auxilio financiero igualmente el lunes harán un ofrecimiento a los trabajadores, más allá del resultado de las

paritarias del viernes.

Los trabajadores municipales de Palmira, el más peronista de los distritos, desconocen casi unánimemente la representatividad que ejerce el SOEM. Hoy solo rescataron la actitud de la dirigente de ATE, Raquel Blas, "que vino hasta acá para transmitirnos su solidaridad con nuestro reclamo y ofrecer la colaboración de ATE en nuestra lucha", dijeron mientras apagaban a las 10 de la mañana la última cubierta que humeaba sobre la avenida del Libertador y que impedía el tránsito de vehículos particulares y esencialmente de todo el trasporte público de la zona.

Comentá la nota