Empleados de un ingenio en la calle

Los diputados justicialistas Silvina Frana y Mario Lacava pidieron ayer al gobierno de Hermes Binner que intervenga en el conflicto del ingenio azucarero de Las Toscas, donde los empresarios que operaban la planta la abandonaron hace tres meses y dejaron a 267 obreros en la calle y sin ningún sustento desde entonces.
Una situación límite que empujó a los trabajadores a tomar otra medida desesperada: cortar la ruta nacional 11 que comunica a Santa Fe con Resistencia y el norte del país, desde hace 48 horas, lo que provocó una escalada de tensión y discusiones entre manifestantes y los automovilistas, camioneros y pasajeros de micros que tuvieron que pasar toda la noche en la ruta. La protesta sólo permite el paso de ambulancias, pero ayer a la mañana tuvo que levantar el corte por unos minutos para aflojar una situación que era insostenible ante caravanas de vehículos de varios kilómetros, a un lado y otro de la calzada.

Frana y Lacava presentaron una minuta de comunicación que reclama la intervención del ministro de Trabajo, Carlos Rodríguez, en el conflicto del ingeniero Las Toscas que es atípico porque los empresarios abandonaron la planta y desaparecieron de la ciudad. Esto ocurrió hace tres meses, desde entonces "unos 267 obreros están llevando adelante una medida de fuerza" -dijeron los legisladores?, pero ahora para hacerse visibles y llamar la atención del gobierno resolvieron "un corte total en la ruta nacional 11, en reclamo del pago de haberes atrasados y exigir la presencia del gobierno provincial"

El segundo día del corte generó una escalada de tensión con fuertes cruces y discusiones entre los trabajadores del ingenio y los conductores de vehículos que son demorados durante varias horas. "Pedimos por favor a todas las empresas (del transporte público) que

tomen por vías alternativas porque no vamos a levantar más el corte, cueste lo que cueste", dijo uno de los trabajadores que ofició de vocero de sus compañeros, Jorge Espinoza.

"Lo principal es cobrar los sueldos, hace más de 90 días que estamos viviendo de la caridad de la comunidad de Las Toscas. Esto es lamentable porque estamos convencidos que reclamamos algo justo, que tenemos ganado. Hoy, estamos sin luz en nuestras casas, sin lo mínimo para vivir, porque nadie atiende el reclamo. Estamos convencidos que la provincia se termina en Reconquista", advirtió Espinoza a un cronista de El Litoral.

El militante sindical pidió también que busquen a los empresarios que operaban la planta y desaparecieron "y los metan presos. En estos días pasados han mandado algunos referentes directos de esta empresa a hacer un saqueo y un borrado de pruebas de las maniobras fraudulentas con proveedores, productores y obreros", apuntó. Espinoza apuntó también contra el Sindicato de Obreros de la Industria del Azúcar porque "durante todo este plan de lucha demostró una ausencia total de apoyo hacia sus representados".

Comentá la nota