Empleados exigen seguridad dentro de una planta

Los trabajadores de CRAFMSA pararon sus actividades para reclamar. El incidente de uno de sus compañeros fue el detonante para la protesta. Según los delegados faltan elementos de protección.
Un accidente sucedido en la madrugada de ayer en CRAFMSA, puso en pie de guerra a unos 90 operarios la planta metalúrgica, quiénes realizaron un paro de actividades para exigir una mejor política de seguridad industrial dentro de la fábrica. El detonante para llevar adelante la medida de fuerza fue el incidente que sufrió Agustín Clari, un trabajador del sector de mantenimiento que se cayó de una altura de cuatro metros mientras arreglaba una pieza mecánica y padeció graves lesiones. Al parecer no contaba con los elementos de protección.

“Esta es la primera vez que pasa un accidente así. Siempre suceden pero no de esta magnitud. Queremos que la empresa cambie la política de seguridad industrial, por eso decidimos hacer un paro momentáneo en nuestras actividades para que nos escuchen. Si nos dan una respuesta positiva seguiremos trabajando y si no, evaluaremos como seguimos. Faltan elementos de protección para los empleados”, dijeron Fabricio Pastrán y José Luis Salinas, del cuerpo de delegados de la comisión interna de CRAFMSA. La paralización de las tareas se realizó ayer a la tarde.

Tanto los representantes como el resto del platel de trabajadores se mostraron consternados por lo sucedido con Clari: “Estamos todos preocupados, sufrió un golpe muy fuerte que lo dejó inconsciente. Los mismos compañeros lo tuvieron que reanimar. Su estado es muy delicado. Recién –por ayer-, nos reunimos con el gerente de fabricaciones, Ricardo Righeti para pedirles una respuesta. Sorpresivamente hoy aparecieron los protectores de seguridad”, comentó Salinas. Hasta ayer Clari estaba internado en una clínica privada.

Comentá la nota