Empleados de Estaciones de Servicio se capacitan ante el riesgo sísmico

Empleados de Estaciones de Servicio se capacitan ante el riesgo sísmico

La Asociación Mendocina de Expendedores de Nafta y Afines, en conjunto con Defensa Civil de la Provincia actualizó los protocolos de acción ante hipotéticos casos de terremotos y catástrofes naturales.

Desde hace más de cuatro años consecutivos, los trabajadores del sector participan activamente en diferentes cursos de preparación con eje en la prevención y reacción inmediata para episodios que puedan poner en peligro la integridad tanto de playeros como de clientes.

En Mendoza, provincia considerada de “riesgo sísmico”, por los especialistas en medioambiente, AMENA viene implementando con gran aceptación, jornadas de capacitación permanente en  las que participan los empleados y dueños de Estaciones de Servicio.

“Ante un episodio sísmico lo primero a tener en cuenta, es no asustarse y el playero se convierte en el primer actor necesario para aminorar las consecuencias que se puedan producir en un establecimiento con materiales peligrosos”, expresó a surtidores.com.ar, el coordinador de Defensa Civil, Juan Dias.

El docente aclaró que si bien no se esperan terremotos en la región, siempre hay que estar preparados para actuar en beneficio de la seguridad y en resguardo de la vida y en ese sentido, consideró a los empleados de Estaciones de Servicio, como “protagonistas” que asumen el compromiso de aportar sus conocimientos hasta que llegue el personal de emergencias especializado en estos incidentes.

“Ponemos especial atención en el perfeccionamiento de las prácticas en el trabajo cotidiano y la manipulación de los elementos de una Estación de Servicio; la participación de los trabajadores supera plenamente nuestras expectativas en cada convocatoria”, destacó Dias.

Informó que “un movimiento sísmico es el principio de una serie de acontecimientos peligrosos dentro de una expendedora de combustibles, pero si el empleado está preparado adecuadamente, puede enfrentar la situación para solucionarla o tener las herramientas necesarias para proteger su propia vida y la de los que están en el lugar afectado”.

Finalmente afirmó que “intentamos tener una continuidad y renovar los conocimientos teóricos para ser aplicados luego en la práctica que se realiza en numerosos simulacros dentro de los mismos comercios y a través de las clases que se brindan en la sede de AMENA”.

Coment� la nota