Los empleados de estaciones de servicio aplazaron el paro.

No harán huelga. Seguirán en "estado de alerta y movilización". Piden un 50% de suba salarial.
Los empleados de las estaciones de servicio de Mendoza anunciaron este lunes que el paro previsto para esta semana fue aplazado hasta nuevo aviso.

Durante una reunión celebrada este fin de semana, el gremio que los nuclea tomó la decisión de esperar por lo menos una semana más para realizar la medida de fuerza.

Es que los trabajadores agurdarán que el Ministerio de Trabajo medie entre las partes. Desde el sindicato exigen un 50% de aumento en sus sueldos, con una base de 2.400 pesos, y los empresarios de AMENA ofecieron un 18%, aunque de manera informal.

Los empleados tenían previsto hacer un paro esta semana pero pospusieron la medida hasta que se resuelva el conflicto en una reunión que se llevará a cabo entre este jueves y el lunes próximo.

Igualmente, el sindicato indicó que seguirá en "estado de alerta y movilización".

Comentá la nota