EMPLEADOS DE CONCEPCION DEL URUGUAY ESPERARAN HASTA EL LUNES QUE BISOGNI "REACCIONE" Y CONVOQUE A UNA MESA DE DIALOGO

Los empleados municipales de Concepción del Uruguay esperarán hasta el próximo lunes al mediodía una fecha concreta de convocatoria de parte del intendente Marcelo Bisogni, para discutir una recomposición salarial. Mario Barberán, secretario general del Sindicato de Empleados Municipales, informó a APF que de no tener respuestas convocarán a los obreros para tomar medidas de acción. Si la Municipalidad "reacciona" poniendo una fecha "concreta y razonable" para negociar, "nos sentaremos a hablar".
"Ayer tuvimos una reunión de la comisión directiva y decidimos esperar hasta el lunes, a las 12 del mediodía, y si no hay respuestas, llevaremos adelante algunas medidas de convocatoria directa a la gente para tomar alguna resolución", advirtió Barberán.

Según el sindicalista, el intendente Bisogni aún no los convocó para discutir la cuestión salarial: "No nos recibió aún, a pesar de los pedidos de audiencia, de las notas que presentamos y de que él mismo dijo en los medios de comunicación que nos iba a recibir", añadió.

"Todo ha sido nada más que una acción totalmente dilatoria, que está perjudicando ostensiblemente a la familia municipal. Esperemos que el Intendente reaccione y que convoque a una mesa de diálogo", continuó.

Al mismo tiempo, destacó que los empleados se encuentran en estado de asamblea, alerta y movilización. "Si no tenemos respuestas la semana que viene, a través de la Festram (Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales) pediremos audiencia con el Gobernador (Sergio Urribarri), con Oscar Balla (director de Trabajo de la Provincia), a quien ya le giramos nota, pero que no nos contestó", aseguró.

Además, expresó que si no hay avances en las negociaciones "saldremos de la CGT local, que está totalmente agitada, y formalizaremos la Intersindical, convocaremos a los delegados y llamaremos a asamblea resolutiva", acotó.

Sin embargo, destacó que si la Municipalidad "reacciona" poniendo una fecha "concreta y razonable" para negociar, "nos sentaremos a hablar".

"El problema es que la última vez que le vimos la cara al Intendente fue en octubre. Acá la famosa universalización de las asignaciones familiares no se dio, por ejemplo. Además hay 44 denuncias por falta de higiene y seguridad laboral en lugares como el cementerio o la planta potabilizadora. También tenemos problemas con la carrera administrativa de los empleados. Estamos en un cuadro complicado", culminó Barberán en declaraciones a esta Agencia.

Comentá la nota