Empleados del Concejo adhieren a un reclamo

Se plegaron a una medida de fuerza realizada por un trabajador municipal.

Desde el lunes pasado este empleado se encuentra en huelga de hambre y encadenado frente a las puertas de la comuna de Centenario.

Un grupo de empleados del Concejo Deliberante se plegó a la medida de fuerza tomada por un trabajador municipal, que desde el lunes pasado está en huelga de hambre y encadenado frente a las puertas de la institución.

Desde ayer, varios empleados del cuerpo deliberativo apoyaron la medida de acción directa que inició el obrero Mario Nicolás, para abrir un canal de diálogo por una mesa salarial con el gobierno del intendente Javier Bertoldi.

El conflicto tuvo un acercamiento de partes ya que se había realizó una reunión extraoficial ente dos concejales y la cúpula del gremio municipal. Si bien se habló de la situación de la toma del corralón, no se llegó a un acuerdo para levantar la medida.

Los empleados del Concejo acompañaron al agente en huelga, aunque el 90% del municipio trabaja con normalidad, según especificó el secretario de Obras y Servicios Públicos, temporalmente a cargo de la intendencia, Fernando Pieroni. "Mientras yo esté a cargo voy a pedir que se levanten las medidas para poder dialogar", repitió el funcionario.

Ayer se dio a conocer a este diario que el reclamo sindical es en conjunto y que no existen facciones dentro del gremio. No obstante, las medidas de acción directa salieron sin el consenso previo de la conducción del sindicato, por lo que es probable que el "rédito político" se distribuya entre varios actores de conseguirse un logro desde lo salarial.

Desde el gremio se llamó a bajar el tono a las expresiones mediáticas sobre el conflicto para poder iniciar el diálogo que lleva ya dos semanas con el corralón municipal paralizado por un grupo de empleados que lo ocupó el jueves 8 de octubre.

Comentá la nota