Empleados de Chaco recuperan dos fábricas y su mejor cliente es el Estado

El Gobierno nacional y el provincial comprarán 50.000 guardapolvos. El INTI capacitó al personal. Participan movimientos sociales y miembros de distintas etnias
En las ciudades de Villa Ángela y Resistencia, en la provincia de Chaco, se llevaron a cabo dos inauguraciones. La primera, Hilandería Textil Villa Ángela, cuenta con 120 trabajadores, y es una empresa textil recuperada en cuya reactivación participó activamente el Movimiento Tupac Amaru de Jujuy junto a la CTA. En ella se realizarán diversos procesos de producción textil, como confección de guardapolvos y tejeduría en general. Ya tiene pedidos para la confección en una primera etapa de 50.000 guardapolvos a través del acuerdo sellado entre el Gobierno de la provincia y el Gobierno de la Nación.

En el caso de la fábrica de Resistencia, Industria Confecciones y Servicios, que cuenta con 110 puestos de trabajo, en principio su producción estará orientada a los encargos de marcas nacionales e internacionales de ropa para chicos.

La tarea del INTI de participar en el trabajo de reapertura e inauguración de estas fábricas fue fundamental ya que desde hace poco más de un año y medio viene trabajando, coincidiendo con la creación del Polo Chaco Industria de Diseño, Textil y Afines, en la delineación de las capacitaciones y asistencia técnica al sector textil en la provincia.

Para Teodoro Gincoff, coordinador general del Polo, el convenio que se armó con el INTI "es por sobre todas las cosas de responsabilidad social y trabajo en blanco. El nuestro es un Polo de confección en blanco que combate el trabajo en negro y esclavo, para ello el INTI capacita y certifica la capacitación de la gente a la vez que entrega a las empresas la etiqueta ‘ropa limpia‘ que certifica internacionalmente el origen en blanco de la confección".

Capacitación

En 2008 se capacitaron 150 personas en el Polo Textil, tarea que duró cuatro meses, de los cuales fueron seleccionados 110 operarios para integrar una de las industrias. Hay que destacar que los pedidos de cooperativas y fábricas recuperadas surgieron a partir de la implementación del Plan Guardapolvos, y asistencia al sector textil de la provincia. De las cinco cooperativas relevadas por el INTI inicialmente en este marco, dos de ellas ya están funcionando: tal esel caso de la Cooperativa Campo Largo, donde se han capacitado este año unas 20 personas que ya están entregando las primeras partidas de guardapolvos. Allí se mejoraron sus técnicas y se les aportó esta nueva oportunidad de participar de un plan como el de guardapolvos. Es importante destacar que en el caso de esta cooperativa el plan de capacitación futuro contempla una especialización de las operarias en ropa de trabajo.

En el caso de Villa Ángela, la demanda de los trabajadores fue tecnológica, ya que era necesario poner en marcha algunos telares que tenían sin funcionar; allí, el INTI realizó un relevamiento de la maquinaria al que se le anexaron la instalación de 60 máquinas de coser para el taller de costura (de guardapolvos) que fueron gestionadas a través del Ministerio de Desarrollo Social. Además, esta cooperativa brinda un espacio social de convergencia, donde confluyen y trabajan distintas etnias de pueblos originarios de Chaco. Incluso, hay un pequeño jardín de infantes inaugurado dentro del predio, donde las madres pueden dejar a sus hijos mientras trabajan.

Comentá la nota