Empleado del IPVU estafaría con viviendas

Es un encargado de seguridad, habría vendido algunas de ellas, negociado la ocupación de otras y le adjudican clausuras indebidas.
Empleado del IPVU estafaría con viviendas

El grave hecho que demandaría el inicio de un sumario interno.

Un encargado de la seguridad de las viviendas habría vendido algunas de ellas y estaría sospechado de negociar con la seguridad y ocupación de las casas.

Fuentes dignas de crédito informaron a Nuevo Diario que se habrían descubierto anomalías internas en el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU) después de conocerse que un encargado de la seguridad de las viviendas no habitadas o detectadas en irregularidades, las habría vendido e incluso estaría sospechado de haber aprovechado esa función para simular la presencia de seguridad en algunas cuando en realidad ésto nunca ocurrió.

Empleados del organismo informaron a este diario sobre el tema. Destacaron la tarea que están realizando las autoridades para determinar estas anomalías y mostraron su malestar por el accionar de algunos empleados. Revelaron que durante la semana hubo un importante movimiento en ese organismo, ya que desde varios sectores se recibieron quejas de vecinos referentes a la falta de ocupación de algunas viviendas. Cuando varios de los técnicos comenzaron a analizar el tema se habrían dado cuenta de que en realidad esas viviendas figuraban como que estaban ocupadas y hasta tenían actas de inspección por parte de una persona que estaba a cargo de esa área. Sin embargo, después averiguaron que esa persona en realidad "fabricaba" esas actas porque quienes eran denunciados eran personas conocidas suyas.

Desde hace varios meses había quejas respecto a las viviendas del barrio Los Flores, ya que los vecinos observaban que eran utilizadas solamente "en algunas noches" y se escuchaban "ruidos extraños" e "inapropiados". Sobre el tema se trabaja, pero no se terminó de solucionar este tema.

Profundizan quejas

Sin embargo, la ausencia de controles o inspección hizo que algunos vecinos profundicen sus quejas, por lo que altas autoridades habrían tomado conocimiento de la situación y se detectó que esas casas ocupadas figuraban en el IPVU como que tenían custodia policial. Por ello es que en esta semana se iniciaría un sumario interno para determinar responsabilidades puesto que estaría involucrado al que se habría identificado como Roberto Almaraz, a cargo precisamente de todo el sector de la seguridad de las viviendas.

Conciente de estos problemas, es que este fin de semana se realizaron numerosas inspecciones en las viviendas del barrio Almirante Brown, aunque en su decisión de pretender cubrir su propio error, Almaraz habría ordenado fajar viviendas ocupadas por sus adjudicatarios e incluso otras con importantes ampliaciones realizadas por los propios adjudicatarios. Sin embargo, todavía algunas viviendas que dieron origen a las quejas de los vecinos y ubicadas en Los Flores nunca fueron inspeccionadas.

A este mismo empleado se lo sindica como quien vendió una vivienda identificada como Manzana G, Lote 10, por 700 pesos en el barrio Los Flores segunda ampliación, en el Camino de la Costa.

Esta semana sería importante en torno a esta situación, ya que a la denuncia de vecinos, se conoce que los propios empleados del organismo pretenderían dar a conocer estas anomalías para que no se generalice la situación hacia todos ellos.

Comentá la nota