Empleadas domésticas, incluidas

Aunque el beneficio es para desocupados y trabajadores en negro, el Gobierno decidió extender la asignación por hijo a las empleadas domésticas registradas. También la cobrarán los trabajadores rurales.
La meta es el 1º de diciembre. A partir de ese día empezará a pagarse la asignación por hijo que anunció el Gobierno. La Anses está ajustando todos sus dispositivos para cumplir con el plazo comprometido. El titular del organismo, Diego Bossio, aclaró que las trabajadoras domésticas estarán alcanzadas por el beneficio, pese a que el decreto de necesidad y urgencia que firmó la presidenta Cristina Fernández la semana pasada no las incluía. El funcionario sostuvo que la cuestión será corregida en la reglamentación del decreto. También precisó que los hijos de los trabajadores rurales cobrarán los 180 pesos del subsidio. En cambio, todavía no hay definición sobre los monotributistas. Los llamados monotributistas sociales –que aportan cuando tienen ingresos– seguramente estarán cubiertos, mientras que trascendió que las categorías más bajas del régimen general también accederían a la ayuda.

Tanto en el Ministerio de Economía como en la Anses afirmaron que las empleadas domésticas tendrán derecho a la asignación por hijo. Se estima que hay unas 380.000 en blanco y otras 500.000 no registradas. El nuevo plan es para desocupados y empleados en negro, de allí que en principio las trabajadoras que reciben aportes de sus empleadores quedaban fuera del subsidio. Bossio planteó que su caso será atendido en la reglamentación de la norma.

El funcionario se reunirá entre hoy y mañana con el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, para avanzar en cuestiones operativas de la liquidación. Luego se juntará con los intendentes del conurbano, ya que allí se concentra la mayor cantidad de beneficiarios del programa. Bossio se propuso terminar la semana con un encuentro con los ministros de Desarrollo Social y Educación de todas las provincias y la ciudad de Buenos Aires.

El padrón de beneficiarios aparecerá publicado en la página en Internet de la Anses (www.anses.gov.ar). El organismo lo definirá cruzando bases de datos nacionales, provinciales y municipales. Si hubiera errores u omisiones, los afectados podrán comunicarlo por esa vía o concurriendo a las oficinas del organismo. Lo mismo deberán hacer aquellos que no aparezcan en el padrón y están en condiciones de cobrar el plan. En principio, el universo de menores de 18 años alcanzados ronda los cinco millones. Pero alcanzar ese número podría demorar algunos meses, hasta que todos se presenten a cobrar.

Hay dos millones de chicos que en la actualidad forman parte del Plan Familias, que otorga 44 pesos por mes a los menores. La base de datos de ese programa será transferida del Ministerio de Desarrollo Social a la Anses para incorporarlos a la nueva asignación, de 180 pesos. De ese monto, los destinatarios –hasta 5 hijos por familia– cobrarán el 80 por ciento todos los meses, y el 20 por ciento restante lo recibirán en marzo, cuando acrediten que los menores asistieron a clases y se dieron las vacunas correspondientes.

Comentá la nota