Empleadas denuncian agresiones

Las empleadas municipales Yamila Paolino y Miriam León, ambas afectadas al control de ingreso en el Mercado de Abasto de Córdoba, denunciaron haber sido agredidas verbal y físicamente, y sufrir también presiones constantes por parte del delegado del Suoem en esa repartición, Raúl Núñez.
Así como ocurrió días atrás con un camarógrafo de Canal 8 que fue agredido por dirigentes del gremio, estas empleadas señalaron que ese mismo nivel de violencia se ejerce hasta para con los propios compañeros de trabajo si es que no acatan las directivas de los delegados, en muchos casos vinculadas no ya a intereses gremiales, sino directamente personales de algunos dirigentes.

Según relató Paolino, ella y su compañera recibieron empujones y patadas por parte de activistas del gremio, en ocasión de realizarse a principios de este mes una protesta en el ingreso del Abasto. Indicó que el mencionado Núñez y sus seguidores las golpearon porque no estaban de acuerdo con los reclamos y les adjudicaron a ellas una reacción contraria a la protestas que ensayaron los changarines del Mercado.

"Nos pegaron y no intervino nadie. El gremio no se interesó en lo que nos pasó. Una vez nos obligaron a hacer paro 15 días seguidos, y como yo soy contratada, me juego el puesto. Quiero trabajar, pero en estas condiciones no puede hacerlo. Vivo atemorizada", relató Paolino, que en su momento denunció los hechos en sede policial.

Comentá la nota