Empiezan a sacar 146 árboles para ensanchar la Libertador.

Es en el tramo de calle Santa María de Oro hasta Rastreador Calívar, la última etapa de la obra.
En la zona de avenida Libertador San Martín, entre Santa María de Oro y Rastreador Calívar en Rivadavia, los obreros de la empresa Menin Construcciones comenzaron a cortar y podar los plátanos de la orilla de la calle. La situación alarmó a los vecinos que temen porque no tendrán sombra en sus casas. Pero la erradicación de 146 árboles es inevitable. Ya que esa acción está en el Plan de Forestación que presentó la empresa, encargada de la obra de ensanchamiento y repavimentación de la avenida Libertador San Martín, y que fue aprobado por la Subsecretaría de Medio Ambiente. El motivo oficial: esos ejemplares están mal ubicados, obstaculizan la continuación de la obra o se encuentran en mal estado, según la subsecretaría de Medio Ambiente.

Desde allí Edgardo Chávez, director del Programa de Forestación Ambiental, dice que sacar esos árboles "es necesario e inevitable". Ya que comenzó el desarrollo de la última etapa de ensanchamiento y repavimentación de la avenida Libertador y los ejemplares de plátano están ubicados sobre los sitios en que se emplazará parte de la obra (ver recuadro).

"Cuando la empresa presentó el proyecto analizamos la situación y aceptamos el corte de los árboles porque están ubicados donde se harán los cordones y cunetas, o sobre las ochavas, o porque están en mal estado". Y aclaró que "fuimos estrictos en el estudio, si el árbol se puede conservar se conserva. Ahora tenemos que controlar que corten sólo los que están autorizados".

Los vecinos del lugar están enojados porque dicen que esos antiguos árboles protegen del sol a las viviendas del lugar. "Los están cortando indiscriminadamente. Vivo aquí desde hace 32 años y siempre estuvimos protegidos del sol, ahora hace un calor insoportable en mi casa", comentó Mireya Ponferreda, una de las vecinas del lugar.

Por el momento sólo han arrancado unos pocos ejemplares y están cortando las ramas gruesas de otros. Pero Chávez dijo que los ejemplares que están siendo podados serán arrancados en los próximos días.

Para remediar la erradicación de esos ejemplares, que según los vecinos tienen entre 50 y 60 años de antigüedad, la Subsecretaría de Medio Ambiente obliga a la empresa a reforestar la zona. Por lo que tienen tiempo hasta agosto para colocar la misma cantidad de plátanos en el lugar, detrás de la zona en la que se harán las cunetas. Según Chávez, estos nuevos ejemplares tardarán al menos unos seis en años en dar "un poco de sombra".

Además, la empresa, debe entregar al municipio de Rivadavia cuatro árboles de plátano más, por cada uno de los que corte. El destino de estos ejemplares será decidido por las autoridades municipales y los funcionarios de la Subsecretaría de Medio Ambiente antes de agosto o septiembre.

Comentá la nota