Empiezan a pagar reintegros a los exportadores locales.

Cautela en la Cámara de Comercio Exterior, dicen que la noticia es buena pero quieren resultados.
El 90% de los exportadores de la provincia ya están en condiciones de volver a cobrar los reintegros, según confirmó ayer el titular de la Aduana de San Juan, Juan Carlos Benítez. Los porcentajes de reintegros de exportaciones no se pagaron en los últimos tres meses porque la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) suspendió el beneficio y comenzó a investigar argumentando que los exportadores estaban operando a través de paraísos fiscales.

"Esto es una buena noticia; significa que casi todas las firmas exportadoras locales vuelven a recibir los reintegros", aseguró ayer Benítez.

Pero desde la Cámara de Comercio Exterior fueron más cautos: "Ha sido una buena sorpresa, resta esperar que se haga efectiva, por eso hemos pedido a los socios de la Cámara que ingresen al sistema María -que controla todo proceso de exportación- para corroborar si están desbloqueados", dijo ayer el gerente de la cámara, Roberto Gutiérrez.

¿Qué significa esto para el exportador? Es positivo, sobre todo, para afrontar la caída de las exportaciones generadas a partir de la crisis mundial. El contar de nuevo con los reintegros significará que tendrá un plus para ser más competitivo en el exterior y que podrá contar con ese dinero para planificar nuevas ventas.

Los reintegros y la devolución del IVA son dos beneficios que la Nación otorga al sector para estimular las exportaciones. En el caso de los reintegros se le paga al exportador un porcentaje sobre el valor FOB de la mercadería exportada, que varía según el producto (ver infografía). Por ejemplo, hay un reintegro del 6% para el vino fraccionado y del 5% para el mosto, esto mismo dificulta calcular a cuánto asciende la cifra de pago sólo para los productos locales.

Gutiérrez explicó que volver a cobrarlos es "muy importante", ya que tanto para los exportadores sanjuaninos como para el resto de las economías regionales, estos beneficios promocionales se tienen muy en cuenta a la hora de formar el precio de sus productos; de manera que con este reintegro tiene mejores herramientas para competir.

En la práctica los reintegros se estarían cobrando una vez que el exportador cumplió con la exportación y la documentación que acompaña la operación. El sistema María, de la Aduana, automáticamente genera el reintegro, según la alícuota de cada producto, y en unos 30 días se deposita directamente en la cuenta del exportador.

Antecedentes

En abril pasado, la cámara que aglutina a los exportadores locales pidió al gobernador José Luis Gioja que interviniera en el conflicto que mantenía suspendido el pago de reintegros.

Hasta entonces los exportadores tenían demoras de entre 6 a 12 meses en el cobro de ese beneficio. Esos pagos, contó Gutiérrez, se fueron solucionando de a poco y parcialmente. Pero hace unos tres meses los empresarios que aparecían en el sistema con beneficios listos a cobrar, fueron repentinamente bloqueados por una medida que AFIP llamó "Opacidad fiscal". Se investigó el 80% de las empresas exportadoras del país para saber si recibían divisas de paraísos fiscales.

Comentá la nota