UCR y PRO empiezan las conversaciones

UCR y PRO empiezan las conversaciones

La definición no será en pocos días. Desde el PRO avisaron que Mauricio Macri llegará el 17 de abril, con la clara intención de que todo se cierre antes de esa fecha.

Desde hoy, la UCR y el PRO iniciarán formalmente las conversaciones para alcanzar un acuerdo electoral con vistas a las elecciones generales. Tiene un plazo de veinte días para alcanzar acuerdos, antes de que venzan los plazos para la inscripción de las candidaturas de las alianzas.

La previa del inicio de las conversaciones tiene un escenario agitado. Por un lado Francisco Torroba pretende capitalizar el respaldo que le otorgan las encuestas en una construcción política de su sector y de su partido, dejando un margen acotado para el reparto de las candidaturas.

Dentro del FrePam hay voces diferentes en relación al acuerdo con el PRO. Incluso hay fuertes diferencias puertas adentro de los otros socios del FrePam: por ejemplo el Partido Socialista tiene un sector a favor (Adrián Peppino y Luis Solana) y otro sector en contra, Guillermo Di Liscia, uno de los compañeros más cercano de Torroba en el tránsito del FrePam en el gobierno municipal de Santa Rosa y ahora desde el espacio opositor.

Además está el silencio del Partido del Frente, que tiene a la diputada provincial Claudia Giorgis como su principal referente.

En otra de las veredas, el diputado nacional Carlos Mac Allister no oculta su ambición: pretende llegar a la gobernación. Para respaldar esa pretensión llegará Mauricio Macri el 17 de abril a La Pampa. Serán horas decisivas para la negociación y representa un dato relevante: por esos días seguirá abierto el debate.

Se aguarda una negociación dura. El presidente de la UCR y candidato a gobernador, Francisco Torroba, ya avisó que su fuerza pretende, tal el acuerdo que el presidente de la UCR Ernesto Sanz llevó a la Convención Nacional, conservar el primer lugar en las candidaturas a diputado y senador nacional y, además, en la fórmula gubernativa. En el entorno de Mac Allister reclaman que se flexibilice esa postura y que el radicalismo ceda un lugar.

Los negociadores de ambos partidos se reunirán por primera vez este lunes, por la tarde. Se designó una mesa chica con cuatro representantes de cada fuerza. La UCR sentará en la mesa al diputado nacional Daniel Kroneberger y a los diputados provinciales Hugo Pérez, Martín Berhongaray y Carlos Bruno, uno por cada sector interno.

Por Propuesta Federal participarán de las conversaciones Maximiliano Aliaga (productor de la Carpa Verde), Juan Pablo Petterer, el exdiputado radical José Luis Orozco y el diputado provincial Darío Casado. El límite para arribar al acuerdo es el 27 de abril. Ese día vence el plazo para presentar alianzas en la Justicia Electoral.

Fuego cruzado

La discusión no llega en escenario fácil. “Se pone en riesgo la construcción en aras de un resultado electoral o alianza transitoria que veo con poco futuro”, dijo el concejal socialista de Santa Rosa Guillermo Di Liscia, en referencia a la decisión del radicalismo pampeano de avanzar en una alianza con el PRO.

Di Liscia, que fue viceintendente del FrePam acompañando a la gestión de Francisco Torroba en la ciudad, viene expresando sus diferencias sobre la política de alianzas del FrePam con los radicales, aun con sectores de su propio partido.

Por otra parte, los escuderos de cada partido ya jugaron en la previa. El concejal Marcos Cuelle -quien suena como precandidato a intendente del FrePam en la ciudad- al hacer su propio análisis de los cruces que el diputado nacional Carlos Mac Allister viene dedicándole al radicalismo dijo: “No ha habido conversaciones de Francisco (Torroba) con Mac Allister.

Sí se ha resuelto algo que por ahí a Mac Allister no le simpatiza mucho, que es el acuerdo de Sanz con Macri, que determina que no se van a poner en juego los cargos nacionales que tiene el radicalismo. Le ha caído mal, pero no lo ha planteado el FrePam o la UCR pampeana; eso lo cocinaron en otro nivel y en definitiva no se tiene que enojar con nosotros, sino que en todo caso se tiene que enojar con sus jefes políticos”.

Coment� la nota