Hoy empieza el paro progresivo de los empleados municipales

Después de que el Concejo Deliberante aprobara el aumento salarial del 5%, los trabajadores municipales desarrollarán desde hoy y hasta el viernes un paro de cuatro horas diarias. Si no tienen respuestas favorables a su demanda del 20 por ciento, la próxima semana se intensificarían las medidas de fuerza.
Los trabajadores que pertenecen al Sindicado de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) y a la Asociación del Personal Jerárquico (APJ) iniciarán hoy un paro por cuatro horas diarias en reclamo de un aumento salarial del 20%, más allá de que el viernes el Concejo Deliberante les aprobó el 5% solicitado por el Poder Ejecutivo.

En concreto, el plan de lucha comenzará hoy y hasta el viernes con una retención de servicios por cuatro horas diarias y, en caso de no ser convocados al diálogo por el intendente Martín Buzzi, en la segunda semana la medida contempla la continuidad del paro, pero por cinco horas diarias.

"De no haber acuerdo la medida llegará al paro total en la cuarta semana", advirtió ayer en diálogo con Diario Patagónico el titular del gremio de los Jerárquicos, Alfredo Prior. Anoche --al cierre de esta edición-- definían si el paro será al principio o al final de la habitual jornada de trabajo.

El sindicalista recordó que "esa fue la decisión que se tomó en la última asamblea del viernes pasado, y teniendo en cuenta que los concejales aprobaron ese porcentaje que no coincide con nuestro reclamo, vamos a continuar el plan de lucha con esta retención de servicios que irá aumentando de forma progresiva si el Ejecutivo no abre una mesa de diálogo".

DEMANDAS

Los municipales de Comodoro Rivadavia vienen reclamando un 20 por ciento de aumento en sus salarios, mientras que el intendente Martín Buzzi se mantuvo firme en el 5 por ciento que ya definió, asegurando que ese incremento es el único que puede permitirse pagar, sin dañar todo el deprimido esquema presupuestario de 2009, donde la ciudad recibe menos ingresos en conceptos de regalías y de coparticipación.

En este contexto, Buzzi había enviado a principios de la pasada semana un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante, estableciendo el 5 por ciento de aumento salarial, pero los ediles se lo devolvieron en primera instancia, recomendándole que reconsiderara la propuesta, aunque ello fue visto como que en realidad no querían hacerse cargo del costo político de la decisión frente a los trabajadores.

Buzzi reenvió el proyecto el jueves, sin modificarle una coma, y en una agitada sesión, un día más tarde el Poder Legislativo aprobó el aumento del 5% gracias al voto positivo de los justicialistas Luis Zaffaroni, Gustavo Reyes, Juan Maldonado, Cristina Ziebart, Laura Chiguay y Carlos Rodrigues, más Ana María Bonaguro del Provech.

Las dos manos negativas alzadas fueron las de Adriana Casanova (PJ) y Jorge Camarda (UCR), mientras que Gustavo Borracer (UCR) y Ercira Paredes (Provech) estuvieron austentes, lo mismo que la justicialista Viviana Navarro.

Entre los fundamentos, quienes votaron a favor del aumento dijeron que el Concejo Deliberante no es el ámbito donde deben discutirse las cuestiones paritarias, aunque entendieron que debía aceptarse el porcentaje en cuestión y continuar con las negociaciones.

Desde la oposición, el radical Jorge Camarda ratificó su negativa con un resumen de los reclamos vertidos en las sesiones a lo largo del período en relación al ajuste presupuestario que debe hacer el Ejecutivo y la discusión que debe plantearse a nivel provincial en torno a las regalías y el presupuesto que recibe la ciudad.

Comentá la nota