Empieza el conteo final voto por voto.

A las 18 de hoy, en el primer piso del edificio del Correo Argentino, la Junta Electoral de San Juan comenzará el escrutinio definitivo, tarea que permitirá determinar el resultado final de las elecciones del domingo.
Esa tarea puede revelar que en las 18 urnas sin escrutar hay más votos que votantes, como dice la hipótesis que salió ayer desde la Justicia Electoral. Este proceso hasta podría terminar con la realización de una elección complementaria, es decir, que debería volver a votarse en las mesas cuestionadas.

Puede que la resolución del conteo no se conozca hoy porque no se sabe cuánto tiempo demandará la tarea. Según fuentes de la Justicia Electoral, no serían más de 3 días.

Las dudas surgieron cuando en la noche del domingo el oficialista Frente para la Victoria se adjudicó las 3 bancas para Daniel Tomas, Margarita Ferrá y Edgardo Sancassani, en base a datos propios. Pero también el rawsino Mauricio Ibarra anunció que, según sus números, había resultado electo como diputado nacional.

La incógnita está centrada en 18 mesas de distintos departamentos de la provincia en las que faltó información para ser cargada en el recuento provisorio en base a los telegramas que debían confeccionar los presidentes de mesas. En algunos casos, los telegramas no estaban y en otros los datos generaban dudas, según fuentes calificadas. Esos votos son la clave para volcar la balanza para uno u otro lado.

Hasta ahora lo que hubo fue el escrutinio provisorio en el Correo en base a los telegramas de las mesas, que fueron cargados por la empresa española Indra, contratada por el Ministerio del Interior de la Nación. Y hoy recién empezará la tarea de la Junta Electoral, que hasta ahora no tuvo participación.

La Junta Electoral está integrada por el juez federal con competencia electoral, Miguel Gálvez; el presidente de la Corte de Justicia, Juan Carlos Caballero Vidal; y los integrantes de la Secretaría Electoral, Rodolfo Lirola y Martha Prudkin.

La tarea se desarrollará en un salón con puertas y ventanas precintadas ubicado en el primer piso del Correo que contiene a todas las urnas de la provincia, con custodia del RIM 22 y de la Policía Federal.

Habrá 10 mesas escrutadoras y por eso sólo estará permitida la presencia de 10 fiscales en representación de cada uno de los frentes electorales o partidos políticos que presentaron candidatos el domingo pasado y que son 7 en total.

Se calcula que la tarea podría comenzar por las 18 mesas cuestionadas, porque les faltan los telegramas o están dudosos, o se podría hacer el recuento por departamentos.

En esta tarea no se tienen en cuenta los votos nulos, que ya fueron desestimados por los presidentes de mesa, sino que sólo podrán ser contabilizados los votos recurridos y los impugnados, que son 608 (ver aparte).

La tarea de la Junta consiste en controlar el acta de cada mesa y podrá declarar nula alguna si no hay acta o está adulterada. Incluso, a petición de los apoderados de los partidos, podrá anular la elección en una mesa y podrá requerir al Poder Ejecutivo Nacional que convoque otra vez a votar en esa mesa, según señala el Código Electoral Nacional. La decisión depende de la gravitación de esas mesas en el resultado, como en esta oportunidad.

En caso de errores en la documentación o cuando no existe, la Junta podrá disponer el escrutinio con los votos y los sobres contenidos en la urna. También la Junta deberá declarar válidos o no los votos recurridos y los impugnados.

Comentá la nota