Empieza en el congreso otra crucial batalla contra el tarifazo del gas

En el parlamento se respira un clima muy semejante al de los últimos días de la resolución 125.
"Soy oficialista y no voy a desertar del bloque, pero si tengo que tirar abajo el cargo, se lo voy a tirar". Con esta advertencia, el senador Mario Guinle (Chubut) anticipó a comienzos de semana su voto de rechazo a la continuidad del cargo que creó el gobierno nacional por decreto 2067, a fines de 2008, y que sigue desatando fallos cautelares y descontento social a lo largo y ancho del país.

Pocos días atrás había sido el jujeño Guillermo Jenefes quien se reveló contra los lineamientos que bajaron a las bancadas kirchneristas y que apuntan a defender -ante ofensivas opositoras en el Congreso- el marco normativo que se tradujo en subas de hasta un 400% en facturas domiciliarias, comerciales e industriales del gas.

Hoy se abrirá el debate en la bancada oficialista del Senado,donde asoma más de un voto no positivo

Jenefes es uno de los senadores norteños que impulsan iniciativas tendientes a derogar el cargo que se considera un "impuesto encubierto", creado a espaldas de una facultad que es exclusiva del Congreso, y que resulta en consecuencia "ilegítimo e inconstitucional". El más temprano de estos proyectos, empujado en abril por los tres senadores de Salta, Sonia Escudero, Juan Agustín Pérez Alsina y Juan Carlos Romero, puso un especial acento en la discriminación que afecta a usuarios del NOA con las tarifas más altas y los aumentos más extendidos de todo el país.

En la última sesión de la Cámara alta, con el apoyo de los jujeños Jenefes y Gerardo Morales (UCR), Escudero consiguió que el bloque oficialista aprobara una preferencia para tratar el proyecto de derogación previo paso por la Comisión de Energía.

La defensa oficial

En el interventor del ENARGAS, Antonio Pronsatto, y en el subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Barata, recayó la nada fácil tarea de intentar convencer a las fuerzas legislativas del Congreso sobre la legalidad del cargo que se creó por decreto para costear las onerosas importaciones de gas de las que depende hoy la Argentina por falta de inversiones en las cuencas hidrocarburíferas del país. Pronsatto y Barata, dos funcionarios que tienen línea abierta con el ministro Julio De Vido, se reunirán hoy, a las 9.30, con el bloque oficialista de Senadores, para delinear la defensa que se argumentará mañana, a las 10.30, en la reunión con la Comisión de Energía de la Cámara alta.

El encuentro de hoy, aunque nada comparable con el tono de los planteos que se escucharán en la reunión de mañana, no parece garantizarles a los enviados de De Vido una jornada tranquila en la previa kirchnerista del Congreso.

En las últimas semanas, por diferentes medios, se escuchó al interventor del ENARGAS sostener que las subas del gas sólo afectan a "una pequeña franja de usuarios" que se corresponde con los "grupos de mayor poder adquisitivo". En este contexto, Pronsatto aseguró que los aumentos denunciados en diferentes latitudes del país "no llegan ni a la mitad de lo que se está diciendo" y que el decreto que sigue dando pie a fallos cautelares es "absolutamente legítimo" porque se sustenta en una ley que autorizó al Ejecutivo nacional a crear este tipo de cargos específicos. Nada de lo que sostiene el titular de Enargas, sin embargo, concuerda con la realidad.

Comentá la nota