Empezó otro recambio con muchos controles y movimiento.

Empezó otro recambio con muchos controles y movimiento.
El segundo recambio turístico de la temporada comenzó ayer con fuertes controles sobre las rutas, entre ellos la puesta en marcha del sistema GPS, que controlará la velocidad de los ómnibus que van a la costa atlántica, cuando se prevé que en estos días se producirá el mayor desplazamiento de vehículos por las rutas argentinas.
Mientras tanto, en la terminal de ómnibus marplaten-se se agregaron ayer cerca de 23 servicios adicionales, previendo la llegada de 90 micros, al tiempo que para hoy fueron confirmadas unas 15 de unidades de refuerzo.

El segundo jefe de la policía vial apostada en Camet sobre la autovía 2, Edgardo Pagliarini, informó que "están entrando aproximadamente entre 25 y 30 vehículos por minuto, una cifra que seguramente se irá incrementando mañana", (por hoy).

Los controles

En tanto, comenzó ayer la puesta en marcha de un control de velocidad para todos los micros que vayan y vengan de la Costa, mediante equipos de GPS.

El director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Felipe Rodríguez Laguens, señaló que "se instalaron 300 GPS, que son unidades removibles que sirven para controlar a 5.000 transportes de los corredores más complejos, de acuerdo con el flujo de tránsito y la siniestralidad".

En ese sentido, destacó que "en principio los GPS funcionarán en los servicios hacia la Costa Atlántica", pero estimó que en un plazo de "60 días estarán incluidos otros destinos como Córdoba, Mendoza, Bari-loche y Misiones".

El GPS está programado para generar tres tipos de alerta: una que detecta los excesos de velocidad mantenida durante más de 10 segundos, otra que registra la detención del colectivo por algún imprevisto o maniobras indebidas, y la última que avisa casos de emergencias a la central de monitoreo que funcionará en la ANSV.

El funcionario destacó que "la puesta en funcionamiento del sistema se da en un fin de semana, donde está previsto un mayor tránsito de micros y autos por las rutas que conectan con los centros turísticos más importantes del país".

La entidad, además, para facilitar el desplazamiento de los veraneantes, dispuso que quedará vedado el tránsito de camiones este fin de semana en esos tramos. La restricción en las rutas abarca camiones de cargas generales y peligrosas de más de 3.500 kilos. La medida regirá hasta el domingo, desde las 20 hasta las 5 del día siguiente.

La ANSV indicó que los dispositivos de seguridad en las rutas también incluyen controles de alcoho-lemia y de velocidad, para hacer más seguro el tránsito. Además, las autoridades viales recomendaron a los conductores respetar las velocidades máximas y mínimas, circular con las luces bajas encendidas, no sobrepasar vehículos en la doble línea amarilla y usar cinturón de seguridad.

Comentá la nota