Empezó la danza radical de candidatos

Aunque podrían formar parte de una misma lista, todos los sectores que tienen un pasado común en la UCR aspiran a participar fuerte en las elecciones de octubre. Los nombres de los principales protocandidatos. El desafío de articular una opción seria de oposición
Aunque podrían formar parte de una misma lista, todos los sectores que tienen un pasado común en la UCR aspiran a participar fuerte en las elecciones de octubre. Los nombres de los principales protocandidatos. El desafío de articular una opción seria de oposición

Recién empezado el año y en medio de la discusión por la profundización de los acuerdos electorales, los dirigentes de pasado radical ya están pensando en las candidaturas más importantes para la Provincia este año.

Sin dudas, la más importante de todas es, hasta ahora, la de diputado nacional por el territorio bonaerense. Para los políticos de origen radical, todo un desafío, después de lo que significó el 2008 para este sector de la oposición.

Por estos días, hay varios anotados en esa carrera y otros que aunque los rumores los ubican allí, intentan despegarse del asunto. Es claro: no parece muy descabellado que todos ellos pudieran confluir en una sola lista.

En ese marco, existen dos precandidaturas bien claras: la de Margarita Stolbizer, propuesta por la misma Elisa Carrió para la diputación nacional y la de Ricardo Alfonsín, que su corriente, Radicales para el Cambio, empezó a promover hace unos días.

Margarita hizo méritos para encabezar una lista: salió segunda en la elección a gobernador de 2007, y dio forma a un partido nacional el Gen, un derivado de lo que era su corriente interna, Generación para un Encuentro Nacional, dentro de la UCR.

Hasta que apareció en el horizonte el vicepresidente Julio Cobos y el resurgir del papel del radicalismo en el país, no había cómo hacerle frente a esa posible candidatura en la Provincia.

Luego de algunas idas y vueltas, Margarita terminó aceptando la propuesta de Carrió y se perfiló como la primera candidata segura para las elecciones de 2009.

Pero claro, la crisis del campo dejó lugares abiertos para posibles postulantes. Entre ellos, quien se lanzó más con más claridad fue el también el ex candidato a gobernador Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente Raúl titular de Rapaca, línea interna de la UCR provincial.

Con ese ánimo, “Ricardito” ya empezó a recorrer, una vez más, la provincia de Buenos Aires, como cuando aspiraba a gobernarla en 2007. Este fin de semana estuvo en Azul, Olavarría y Tapalqué y ayer en Mar del Plata, apuntalando lo que ya es un auténtico raid de campaña.

Según supo Hoy, en la Ciudad Feliz, compartió un encuentro con el ex diputado nacional Miguel Bazze; el ex secretario de Comercio de Raúl Alfonsín, Ricardo Campero; el titular de la UCR bonaerense, Daniel Salvador; el senador provincial Jesús Porrúa, el titular de la UCR marplantense, Luis Rech y los dirigentes locales Mario Raiteri y Mario Rodríguez.

Sin embargo, cabe aclarar que todos estos sectores continúan sus rondas de diálogo. A Margarita se la vio con socialistas y cobistas bonaerenses, como también a los dirigentes radicales.

De hecho, otro dirigente que podría intervenir en la elección como candidato bonaerense es Ricardo López Murphy. Ya alejado del partido que él mismo fundó, Recrear, encabeza un nuevo armado, Corriente de Convergencia Federal, que podría articular acciones también con la Coalición Cívica.

No es poco decir. Articular con la Coalición significaría combinar estrategias con la UCR y con los cobistas, algo a lo que parece tender todo el panradicalismo.

Por el lado de los cobistas provinciales, se habló de una posible candidatura a diputado nacional: la del intendente Mario Meoni de Junín. Meoni, dirigente cobista de la primera hora y ahora vicepresidente de la Fundación Consenso para el Desarrollo Argentino (CODA), cuyo referente es Julio Cobos, ya desmintió que su aspiración sea ser candidato.

Sin embargo, el globo de ensayo actuó de forma eficaz, ya que el propio Cobos ha afirmado que en 2009 participaría de la elección con listas propias. Tampoco se descarta que el diputado Daniel Katz, presidente de la fundación cobista, intente renovar mandato en esa lista.

Como se ve, el panradicalismo está lejos de esperar que el azar defina la acción política. Quieren ser parte integrante de la bisagra que será el 2009 para el kirchnerismo.

2009: “Una buena oportunidad”

El jefe del bloque de senadores radicales, Ernesto Sanz (foto), estimó que el postkirchnerismo “comenzó hace rato”, como consecuencia del conflicto del campo que llevó a una “declinación” del Gobierno

nacional, y consideró que el 2009 será una “buena oportunidad” para la oposición.

En San Rafael, Mendoza, el senador también admitió que está “en veremos” una posible alianza con el cobismo en su provincia, y culpó por la falta de definición a alguna “gente que rodea a (el vicepresidente Julio) Cobos, que cree que la mejor opción es continuar con el armado de Consenso

Federal (CONFE)”.

No obstante, aclaró que no aceptará un acuerdo “de partido a partido” y, de ser necesario, podría postularse por el radicalismo puro para renovar su banca.

En cuanto a las perspectivas para la oposición en 2009, Sanz consideró que “es una buena oportunidad de poder equilibrar la disparidad de fuerzas que hay hoy en el Parlamento, que se ha visto de manifiesto en la mayor parte del año, salvo en la votación histórica de la 125”.

“Tenemos la oportunidad en la oposición de no perder coherencia, no amontonarnos y que los que tenemos el mismo origen y una afinidad ideológica vayamos juntos. Si lo del progresismo, la centroizquierda o la derecha va cada uno por su lado, lo importante es que podamos coincidir en este mensaje a la sociedad”, aseguró.

Por otra parte, en cuanto a las negociaciones de los cobistas con el Gobierno nacional, Sanz sostuvo que la UCR nacional “siempre ha dicho que la llave para la reunificación del partido es Mendoza, porque fue el lugar donde se originó la división del partido. Si no hay voluntad de acordar con Mendoza, va a ser más difícil, salvo que se produzcan acuerdos entre dirigentes que excedan los partidos”.

Comentá la nota