Ya empezó el baile del Efecto Jazz

Con una suba de 6,5 por ciento interanual entre julio y septiembre, el PIB dio las primeras señales del impacto de la crisis global. La expansión todavía es considerable, pero se refleja el inicio de un cambio de tendencia.
La crisis internacional empezó a mostrar su impacto sobre la economía argentina. En el tercer trimestre se registró el menor nivel de crecimiento de los últimos cinco años. Aun así, la expansión fue elevada, lo que también habla del envión que traía el nivel de actividad. El avance del Producto Interno Bruto (PIB) fue del 6,5 por ciento respecto de igual período de 2007. Con este resultado, el crecimiento en lo que va del año se ubicó en 7,5 por ciento, según informó ayer el Indec.

Si se compara contra el segundo trimestre del año, el PIB subió apenas 1,3 por ciento en la medición desestacionalizada. Hasta ahora la economía mostraba un nivel de expansión trimestral mayor, que será difícil repetir frente a la crisis financiera internacional que golpeó fuerte a partir de octubre. La caída de Wall Street y su onda expansiva desencadenó aquí suspensiones y despidos en algunos sectores industriales y obligó al Gobierno a adoptar una batería de medidas para estimular el consumo y la inversión, en busca de garantizar las fuentes laborales.

Una suba del PIB del 6,5 por ciento interanual sigue siendo una noticia alentadora. El problema son las perspectivas. Los resultados en el trimestre en curso mostrarán otra realidad. Entre enero y marzo, el PIB había trepado 8,3 por ciento interanual, mientras que en el segundo había aumentado 7,6 por ciento, a pesar del pleno impacto del conflicto agropecuario sobre la actividad económica que se extendió hasta mediados de julio. Si se mira el comportamiento de 2007, la evolución había sido la siguiente: 8,0 por ciento en el primer trimestre, 8,6 en el segundo, 8,8 en el tercero y 9,1 en el cuarto.

En la misma sintonía, la inversión interna bruta fija creció en el tercer trimestre de este año 8,4 por ciento con respecto al mismo período de 2007. El comportamiento de la inversión también refleja una marcada desaceleración si se compara con la suba de 13,8 por ciento interanual registrada en el segundo trimestre, y del 20,3 por ciento interanual del primer trimestre.

Según el informe del Indec, los sectores productores de bienes se incrementaron en el tercer trimestre un 3,6 por ciento interanual, suba determinada principalmente por el aumento de 5,5 por ciento en la actividad de la industria manufacturera. Por su parte, los sectores productores de servicios registraron un alza de 7,5 por ciento interanual, influido por el avance de 11,9 por ciento del sector transporte, almacenamiento y comunicaciones.

El consumo privado creció en el tercer trimestre 6,6 por ciento interanual, mientras que el consumo público aumentó 6,2 por ciento. En ambos casos representa una desaceleración respecto de los dos trimestres anteriores. Por el lado de la inversión, el incremento de 8,4 por ciento estuvo impulsado por una suba de 2,8 por ciento en lo invertido en construcciones, y un aumento de 16,2 por ciento en equipos durables de producción, que se compone de un incremento de 11 por ciento para el componente nacional, y un alza de 19,2 por ciento para el componente importado.

El PIB había crecido 8,7 por ciento en 2007, en su quinto año consecutivo de recuperación tras un ciclo recesivo que desembocó en la crisis de 2002. Para 2008, el presupuesto oficial preveía un crecimiento del 4 por ciento, aunque varios pronósticos privados vaticinan que la expansión será este año del 6,8 por ciento. Esta misma semana, un análisis de coyuntura de especialistas del Plan Fénix vaticinó que una meta moderada de crecimiento del 4 por ciento para 2009 será una ardua tarea. Recomendaron un esfuerzo de política económica que impulse el consumo interno por vía de la distribución de ingresos y el aumento del gasto público. Precisamente, dos ejes que orientaron las últimas medida del gobierno nacional para contrarrestar el impacto de la crisis internacional. La presidenta Cristina Fernández continuará en los próximos días con más anuncios en esa dirección.

Comentá la nota