El año empezó con alzas en la nafta

YPF subió sus precios entre 0,5 y 1,8%; de esa manera, se sumó a los incrementos concretados por Esso y Shell
El año comenzó con un aumento en los combustibles. En la madrugada de anteayer, la petrolera YPF concretó un alza de entre 0,5 y 1,7 por ciento en los precios de la nafta y el gasoil, y los estacioneros independientes denunciaron que se esperan nuevas subas para las próximas semanas.

En el caso de las naftas, el incremento fue de 1,8 centavos para la súper, que pasó a costar $ 3,109 en los surtidores de la marca en la Capital Federal y $ 3,257 en el Gran Buenos Aires (lo que implica un alza del 0,5 por ciento), mientras que la común aumentó a $ 2,394 (un aumento del 0,7 por ciento).

Por su parte, la suba fue más pronunciada en el precio del gasoil, que pasó a costar 2,708 el litro, lo que significa un alza del 1,8 por ciento, en tanto que la nafta premium mantuvo sus valores sin cambios, al menos hasta al momento.

En YPF precisaron que el aumento respondió a "un ajuste técnico", que se explica a partir de un incremento en sus costos y por la política de la competencia, que había dispuesto aumentos en los últimos días de 2009.

"Cuando la competencia aumenta se produce un desplazamiento de la demanda hacia nuestros surtidores en un momento en que no tenemos la vocación de incrementar nuestra participación de mercado", eplicaron en YPF.

Las primeras en tomar la decisión de retocar los precios de los combustibles fueron Esso y Shell, que tradicionalmente son las pioneras en trasladas cualquier aumento en sus costos internos a los surtidores.

En el caso de Esso, el aumento había oscilado entre 4 y 7 centavos para la nafta, mientras que Shell dispuso un alza promedio del 1,2 por ciento en la nafta súper, que pasó a costar $ 3,249, en tanto que el diesel V-Power tuvo un incremento a 3,609 pesos.

Para Shell, que en la Argentina no es una empresa integrada, la suba responde a un acuerdo que acaba de alcanzar con sus proveedoras Pan American Energy y Oxy Petroleum para pagarles más por la materia prima que les compra.

Será un aumento aplicado en forma gradual para llegar, en marzo próximo, a 45 dólares el barril de crudo escalante (hoy está en 42) y a 46 el cañadón seco (hoy en 43).

Biocombustibles

A este incremento de la materia prima además se suma el impacto que podría tener en los precios de los combustibles la ley que acaba de entrar en vigor y que les exige a las petroleras incluir un 5 por ciento de biocombustibles en cada litro de nafta.

"El Gobierno ya les dio una señal a las petroleras para que vayan aumentando paulatinamente el precio de los combustibles para ponerlo en línea o al menos acercarlo a los valores que se manejan en países limítrofes, con lo que esperamos para las próximas semanas nuevas subas", anticipó Manuel García, presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes.

El dirigente gremial además destacó que, de prosperar esta política, el impacto en el precio de la nafta en el mercado nacional podría ser muy grande.

"No hay que perder de vista que en Brasil el litro de nafta hoy está cerca de los seis pesos", advirtió García.

Comentá la nota