Empezarán a ofrecer créditos al consumo con las facturas de luz.

El Banco Central autorizó el ingreso del dueño de Edenor en el BS&T.
El Banco Central (BCRA) autorizó en los últimos días el ingreso formal de Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Holding (controlante de Edenor, entre otras empresas), en el paquete accionario del Banco de Servicios y Transacciones (BS&T), y en la misma operación abrió las puertas para que la entidad financiera pudiera empezar a ofrecer créditos al consumo que se pagarían a través de las facturas de la luz.

En rigor, Dolphin, otra empresa controlada por Mindlin, compró el 45% de las acciones del BS&T, mientras que Abus, una sociedad de la que participa el ex dueño de Alto Palermo Sergio Grosskopf, adquirió otro 15%. Ambos habían suscripto hacía un año y medio una obligación negociable del BS&T, que luego les dio el derecho de entrar como accionistas.

Por entonces, el BS&T era un banco de segundo piso o mayorista, que no podía realizar operaciones menores a $ 1 millón, según las regulaciones del BCRA. Aunque, ya con la idea de ingresar en el negocio del financiamiento al consumo, había adquirido en 2006 la compañía financiera Credilogros.

Pero ambas entidades funcionaron de manera independiente hasta ahora, cuando, junto con los cambios accionarios, el Banco Central también autorizó la fusión del BS&T con Credilogros. De esta manera, levantó la restricción que pesaba sobre la entidad bancaria para operar en el nicho de individuos. Según explicó a LA NACION Pablo Peralta, presidente del BS&T y dueño de un 13,8% del paquete accionario, el negocio de consumo seguirá concentrándose en las 29 sucursales de Credilogros (que, además, mantendrá la marca), mientras que el de fideicomisos y operaciones para pymes estará a cargo del BS&T, pero habrá una única estructura central.

Asimismo, adelantó Peralta, entre sus proyectos figura el avanzar con el otorgamiento de créditos al consumo, que se debitarán en las facturas de electricidad de Edenor. "En este tiempo, venimos haciendo pruebas piloto, inicialmente, poniendo gente en las sucursales de Edenor. Pero ahora, también logramos la autorización para el débito en tarjetas de crédito y, en 90 días, una vez que hayamos finalizado la fusión [entre BS&T y Credilogros], pensamos lanzar los créditos con una movida de marketing más importante", indicó Peralta, quien además aseguró que la iniciativa ya tendría el visto bueno de la Secretaría de Energía.

Un plan ambicioso

La actividad del banco se complementaría con la venta de seguros, dado que los mismos dueños de BS&T compraron, a comienzos de año, Orígenes Retiro. "Pensamos desarrollar el negocio de administración de fondos y el de seguros porque creemos que la gente va a tener ahorros de largo plazo para complementar su jubilación", apuntó Peralta.

En el mediano plazo, los planes de BS&T son ambiciosos. La entidad que con la fusión ascendió del puesto 100° al 45° en el ranking del sistema financiero no descarta incluso abrir su capital a la Bolsa para financiar su crecimiento. "Hoy tenemos un patrimonio de $ 100 millones, que nos alcanza para un negocio del doble de nuestro tamaño. Pero seguimos con ganas de crecer, y si los mercados mejoran, entrar en la Bolsa es uno de nuestros deseos", dijo Peralta.

Comentá la nota