''Hay que empezar a medir las consecuencias de las palabras, más que nada quienes se creen dirigentes''

Juan José Almada aseguró que si bien las críticas son aceptables y valederas, se debe respetar el límite de lo constitucional, y agregó que creer que quienes no están de acuerdo con lo que uno piensa se tienen que ir es una barbaridad, “es una idea totalitaria y fachista, y quienes estamos en política, vamos a estar en contra de esto."
Asimismo sostuvo que escuchó de parte de un sector comentarios nefastos y las críticas contra el accionar del diputado Rossi, y agregó que la Argentina es un país que transitó por muchas desgracias y muertes. El concejal reivindicó la actividad política como “defensa de lo público por solidaridad”, y aseguró que “no le cabe el saco éste de que todos roban y se llevan el país”, considerando estas expresiones de inadecuadas.

Ante esto sostuvo que “hay que empezar a medir las consecuencias de las palabras, más que nada quienes se creen dirigentes”, los cuales deben tener mas prudencia en las palabras.

Almada, manifestó que se debería ver cuántos piensan como este sector, y si dentro del mismo el pensamiento es uniforme, ya que no considera que el campo sea una sola cosa. Asimismo aseguró que cuando hay errores el Estado debe corregirlos, y pese a que sostuvo que está bien que se proteste indicó que de ahí a querer direccionar la política económica de la Argentina hay una diferencia.

El edil aseguró que en Argentina no hay reyes elegidos que dicen qué es lo que se debe hacer, sino que esto lo hace la gente, y agregó que a aquel que no le guste lo que diga la gente, que participe en política y lo cambie.

Asimismo, expresó que creer que quienes no están de acuerdo con lo que uno piensa se tienen que ir es una barbaridad, “es una idea totalitaria y fachista, y quienes estamos en política vamos a estar en contra de esto". Sin embargo, expresó que los productores tienen derecho a protestar, siempre que esté dentro de la ley.

Almada cuestionó la legitimidad legal que tienen los autoconvocados, y aseguró que la democracia es el gobierno de la ley, pero que si ellos quieren la anarquía, después hay que atenerse a las consecuencias. Asimismo indicó que éste será un año complicado, pero Argentina ya ha pasado por muchos otros, y que en octubre se verá si la gente está en desacuerdo con los votos que dé a la oposición y cómo se castigará al gobierno.

De nada sirve trasmitir caos, angustia, ya que esto no conduce a nada, y sólo sirve para que produzca un choque social, manifestó Almada.

Comentá la nota