Empeora la relación con el Ministerio de Seguridad

En el Municipio juzgan de insuficiente la llegada de seis patrulleros. Además, se quejan del incumplimiento de un convenio y de la desprotección del interior.
La llegada de seis móviles policiales esta semana puso otra vez sobre la mesa la ya ríspida relación entre el Municipio y el Gobierno bonaerense en torno al tema seguridad. Es que arribó sólo la mitad de las unidades necesarias y después de dos años de reclamos.

Pero éste no es el único punto cuestionado. El incumplimiento de un convenio firmado con la Provincia y el plan contra la inseguridad anunciado por Nación son algunos de los problemas que critica Damián Itoiz, secretario de Seguridad de la Municipalidad.

Para llegar a los patrulleros, el Gobierno Local tuvo que pelear. "La relación con el Ministerio es ríspida", admitió Itoiz.

Sólo la gestión del jefe de la Departamental, Carlos Giordano permitió que hoy estén las unidades. "Son bienvenidas pero no alcanzan. Necesitamos por lo menos seis patrulleros más", exigió Itoiz.

La llegada a la ciudad de los flamantes móviles llevará a un compás de espera la compra de otros tres automóviles que iban a adquirirse con fondos de la Tasa Complementaria de Seguridad.

"La situación a la que nos está llevando el Ministerio de Seguridad y la Provincia de Buenos Aires no nos está dejando mucho margen de tolerancia, de paciencia. Faltan respuestas", se quejó.

Preocupación

"Nos preocupa y sorprende mucho el desinterés por el interior. Ciudades como Pergamino, Chivilcoy, Tan-dil, Olavarría, Azul, Bahía Blanca y Balcarce son dejadas de lado a la hora de la llegada de recursos a las Policías distritales o comunales", contextualizó el funcionario.

Para Itoiz, el plan anunciado por la Presidenta no aporta. "Dicen que son integrales pero en realidad se va a ejecutar en Mendoza y en el conurbano bonaerense. Es una maniobra claramente electoral", criticó.

"Se agotan los recursos en el conurbano pero dejan desprotegido al interior, con la posibilidad de la migración de la delincuencia a ciudades como la nuestra", anticipó.

La situación con el Ministerio parece insostenible en este contexto. "Nos encontramos ante una falta total de respuesta. Estamos desatendidos", diagnosticó.

"Tenemos convenios firmados que tienen que ejecutarse y no pasa nada. Por ejemplo, a pesar de lo arreglado, se vuelca todo el personal, venga de donde venga, al conurbano. Por eso los chicos de Junín (según un convenio debían volver a nuestra ciudad) fueron derivados a Tigre", criticó.

Comentá la nota